Domingo 23 DE Septiembre DE 2018
Mundo

Trump en el centro de las críticas tras cumbre con Vladimir Putin

El mandatario estadounidense se negó a condenar la supuesta injerencia de Rusia en las elecciones de su país.

Fecha de publicación: 17-07-18
El Presidente ruso obsequia un balón de fútbol al mandatario estadounidense, en la rueda de prensa en Helsinki. Por: AFP/DPA/EL PAÍS
Más noticias que te pueden interesar

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se tornó ayer el centro de una avalancha de críticas de autoridades de inteligencia e importantes legisladores en su país, luego de la conferencia de prensa realizada ayer en Helsinki, Finlandia que siguió a su cumbre con el líder ruso Vladimir Putin.

Ambos mandatarios prometieron ayer reencauzar las complejas relaciones entre las mayores potencias nucleares del mundo en su primera cumbre celebrada en Helsinki, donde el mandatario estadounidense se negó a condenar la supuesta injerencia rusa en las elecciones de su país.

Los presidentes salieron de su reunión expresando su deseo de cooperar en los desafíos globales, después de conversaciones sobre una serie de temas que incluyó desde Siria, Ucrania y China hasta la imposición de  aranceles y el tamaño de sus arsenales nucleares.

De pie junto a Putin en rueda de prensa conjunta, Trump dijo que habían “pasado bastante tiempo hablando sobre” la supuesta injerencia electoral de Moscú en las elecciones de 2016 que ganó el actual presidente estadounidense. Evitó entrar en detalles o condenar explícitamente cualquier interferencia rusa, luego que 12 agentes rusos fueron acusados la semana pasada por este caso en EE. UU.

Cuando se le presionó sobre el veredicto de sus propios jefes de inteligencia, Trump enfatizó que Putin “fue extremadamente fuerte y contundente en su negativa hoy y lo que hizo fue una oferta increíble”, dijo el ocupante de la Casa Blanca. Agregó que la investigación del fiscal especial Robert Mueller había sido un “desastre” para Estados Unidos.

Trump volvió a negar cualquier tipo de colusión entre su campaña y el Kremlin, mientras Putin sostuvo: “El Estado ruso nunca ha interferido y no planea interferir en los asuntos internos de EE. UU.”.

Indignación y críticas

John Brennan, director de la CIA entre 2013 y 2017, estalló en su cuenta de Twitter, acusando al presidente de traición. “La actuación de Donald Trump en la rueda de prensa de Helsinki excede los delitos graves y faltas. No ha sido menos que traición. No solo los comentarios de Trump fueron estúpidos, sino que está completamente en el bolsillo de Putin. Patriotas republicanos, ¿dónde están?”, escribió.

Muchos republicanos expresaron su estupefacción, empezando por el senador de Arizona Jeff Flake, un crítico habitual del presidente. “Nunca creí que vería a un presidente estadounidense subirse a una tarima con el presidente ruso y echar la culpa a EE. UU. de una agresión rusa”.

El presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, consideró que “no hay duda de que Rusia interfirió en las elecciones de 2016” y que no “hay una equivalencia moral entre EE. UU. y Rusia”.

El senador Lindsey Graham advirtió de que Rusia vería la reacción de Trump como un acto de debilidad.

Por su parte, el director de Inteligencia de EE. UU., Dan Coats, defendió ayer la “clara” conclusión de sus servicios de que Rusia interfirió en las elecciones presidenciales de 2016 y buscó “socavar” la democracia estadounidense, a pesar de la negativa de Trump a admitirlo.

Cita Peligrosa

El encuentro solo con sus respectivos traductores duró más de dos horas en un salón del palacio presidencial de la capital finlandesa. En Washington preocupó a muchos la decisión de Trump de sentarse a solas con Putin, por lo que podría negociar con el exjefe de espías de la KGB, en cuestiones como la guerra en Siria o la anexión de Crimea por Rusia, después de haberse codeado con líderes autocráticos de China y Corea del Norte. Esta cumbre fue la cuarta de un presidente de EE. UU. con un líder ruso o soviético en Helsinki, después de citas entre Gerald Ford y Leonid Brézhnev (1975), George Bush y Mijaíl Gorbachov (1990) y Bill Clinton y Boris Yeltsin (1997). –AFP

“La conferencia de prensa de hoy en Helsinki es uno de los desempeños más vergonzosos de un presidente estadounidense que podamos recordar. Ningún presidente anteriormente se ha humillado de forma más abyecta ante un tirano “,

John McCain, senador republicano.

“Aliarse con Putin contra los servicios estadounidenses de inteligencia es asqueroso; pero no defender a Estados Unidos está al borde de la traición. Todos los estadounidenses deberían estar preocupados”.

Jimmy Gomez, legislador demócrata.

 

Etiquetas: