Martes 25 DE Septiembre DE 2018
Mundo

Juez suspende deportaciones de familias reunidas

La mayoría de las familias separadas procede de Honduras, El Salvador y Guatemala, y llegaron a EE. UU. huyendo de la violencia.

Fecha de publicación: 17-07-18
Lola Vargas y su hija previo a la audiencia de deportación de su esposo. Por: AFP / dpa
Más noticias que te pueden interesar

Un juez de San Diego suspendió ayer las deportaciones de las familias de indocumentados recientemente reunidas tras ser separadas por las autoridades al cruzar la frontera.

Dana Sabraw, el juez federal que ordenó la entrega de hasta 3 mil niños a sus familias antes del 26 de julio, respondió a un recurso de amparo de la ONG Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU, en inglés) en el que manifestaba preocupación sobre supuestos planes del gobierno para expulsar del país a estas familias sin el debido proceso.

ACLU fue quien demandó a la administración por las separaciones y logró que el juez Sabraw ordenara en junio la reunificación de los niños separados de sus padres.

ACLU defiende que, tras la reunión con sus hijos, los padres precisan de tiempo para decidir si solicitan asilo en Estados Unidos. El juez de San Diego frenó las deportaciones temporalmente hasta que el Gobierno responda a los documentos presentados por ACLU. El magistrado ha dado para ello una semana.

El Departamento de Justicia (DoJ) tiene hasta el 26 de julio para reunir a unos 3 mil menores con sus padres. El plazo dado para juntar a los que tenían menos de cinco años –103 en total– se cumplió el martes sin que la administración llegara a hacerlo a tiempo por, según alegó, el tiempo preciso para verificar el parentesco y asegurar que los padres no suponen un peligro para los menores.

“El juez una vez más dejó claro que el Gobierno tomó a esos niños inconstitucionalmente y ahora debe hacer todo lo que está en su poder para reunirlos de manera segura y antes del plazo”, dijo Lee Gelernt del Proyecto para los derechos de los inmigrantes de ACLU, en un comunicado.

El Gobierno aseguró el jueves pasado que de los 103 niños menores de cinco años contemplados por la orden judicial, 57 fueron devueltos con sus padres por cumplir con los requisitos establecidos por la ley, en tanto 46 fueron considerados “inelegibles”, señaló el Departamento de Seguridad Nacional (DHS).Entre los 46 que aún siguen bajo la égida del Gobierno, 22 permanecen bajo su protección por problemas de seguridad de los adultos involucrados.

 

Etiquetas: