Miércoles 19 DE Septiembre DE 2018
Mundo

Ortega y oposición medirán fuerzas

Para hoy, opositores llaman a un paro nacional mientras el gobierno organiza una marcha hacia Masaya.

Fecha de publicación: 13-07-18
Por: AFP
Más noticias que te pueden interesar

 

Ondeando banderas de Nicaragua, miles de opositores marcharon ayer en Managua para exigir la salida del poder del presidente Daniel Ortega, desafiando temores tras un recrudecimiento de la violencia que deja más de 260 muertos en tres meses de protestas.

“¡Ni un paso atrás!”, “¡Justicia!”, “¡Qué se vaya!”, coreó la multitud azul y blanco, que caminó en calma 7 km por estratégicas vías del sureste de la capital, sin que la lluvia que cayó durante un rato los ahuyentara.

La opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, que reúne a grupos de la sociedad civil, aumentó con esta marcha su presión, que incluye un paro hoy –el segundo durante la crisis– y una caravana de vehículos mañana por los combativos barrios orientales de Managua.

Las protestas estallaron el 18 de abril contra una reforma al sistema de pensiones, pero tras la represión se extendieron a la exigencia de salida del poder de Ortega, que gobierna desde 2007 por tercer periodo consecutivo y a quien acusan de crear una dictadura junto con su esposa Rosario Murillo.

“Sabemos (..) que los propósitos terroristas de un pequeño grupo de nicaragüenses obstinados en el odio (…) no prosperarían, no prosperaron y no prosperarán”, dijo ayer Murillo, también vicepresidenta.

El gobierno intensificó en las últimas semanas las operaciones en las que policías y paramilitares derriban barricadas con que manifestantes bloqueaban las vías, agravando la violencia.

 

Opositores al gobierno manifestaron ayer en Managua.

Para contrarrestar la estrategia opositora, el gobierno hará hoy, día del paro, el llamado “repliegue”, una caravana que anualmente encabeza Ortega por estas fechas hasta Masaya –30 km al sur de Managua– para recordar una gesta de la Revolución Sandinista de 1979.

Diálogo en peligro

A fin de hallar una salida a la crisis, la Iglesia católica propuso adelantar los comicios de 2021 a 2019 en el diálogo que media entre el gobierno y la Alianza. Pero el sábado, el mandatario lo descartó. Tras la negativa de Ortega y una violenta incursión el domingo en Diriamba y Jinotepe, que dejó una veintena de muertos, la Iglesia puso en duda la continuidad del diálogo. Pero el martes decidió seguir como mediadora, incluso luego de una agresión que sufrió el lunes una comitiva de obispos, con la irrupción de paramilitares y seguidores de Ortega en la Basílica de Diriamba. Los obispos nicaragüenses anunciaron que convocarán a una plenaria del diálogo en los próximos días, por considerar que es la única vía para resolver la grave crisis que ha provocado también una abrupta y descomunal caída de la economía de este empobrecido país centroamericano. –AFP

“Que el carnicero de El Carmen (el barrio donde vive Ortega) sepa que tiene sus días contados”.

Giancarlo López, líder estudiantil, en alusión al presidente.

 

 

Etiquetas: