Sábado 22 DE Septiembre DE 2018
Mundo

Tailandia celebra rescate de niños

Los niños rescatados del interior de la cueva deberán pasar al menos una semana en el hospital.

Fecha de publicación: 11-07-18
Un grupo de personas, entre ellos familiares, festejan el anuncio del rescate. Por: El PAÍS/AFP
Más noticias que te pueden interesar

La evacuación de los 12 niños y su entrenador de fútbol atrapados en una cueva inundada del norte de Tailandia terminó ayer, después de que los rescatados pasaran más de dos semanas bajo tierra.

“Los 12 Jabalíes Salvajes –el nombre de su equipo de fútbol– y su entrenador fueron evacuados de la cueva”, anunció en Facebook el cuerpo de élite de la marina tailandesa que participó en el rescate. Las lluvias de ayer añadieron presión a las operaciones para rescatar a los cuatro niños restantes y a su entrenador.

De un total de 13, cinco salieron ayer, cuatro el lunes y otros cuatro el domingo. Un equipo de expertos buzos extranjeros flanqueados por comandos de la marina tailandesa llevaron a cabo las operaciones que fueron meticulosamente planificadas..

No puedo esperar  para abrazarle

“Cuando supe que había salido, empecé a dar saltos y bailar, ¡llevaba tantos días esperando esta noticia!” Amporn Sriwichai no puede contenerse. Su sobrino, Ekapon Chantawonse, el entrenador de 25 años atrapado con sus 12 pupilos en la cueva de Tham Luang, salió de la caverna.

El equipo se encuentra ingresado en el hospital provincial Prachanukroh de Chiang Rai. Ahí permanecerán al menos una semana, donde decenas de policías los custodian. Sus familiares solo pueden verles a través del cristal. Su sistema inmunológico está tan debilitado que los médicos temen que cualquier contacto pueda contagiar alguna enfermedad.

Entre los primeros rescatados, a dos se les ha administrado un tratamiento de antibióticos por principio de neumonía según informaron los médicos en una rueda de prensa ayer.

“Todos presentan un buen estado de la salud”, aseguró Jesada Chokedamrongsuk, del ministerio de Sanidad, aunque aún es necesario esperar el resultado de análisis de sangre y radiológicos. Se les ha vacunado contra el tétanos y la rabia, por si hubieran sufrido el mordisco de algún murciélago. Las pruebas oculares, no han encontrado daños.

Tras los primeros exámenes, los ocho primeros han estado caminando y charlando entre ellos. Y, sobre todo, comiendo. Según los responsables del hospital, los menores han pedido constantemente más comida, si puede ser traída de fuera del hospital, mejor.

También se evalúa su estado psicológico. Si los resultados de todas las pruebas son buenos, los familiares podrán acercarse a sus hijos.

La señora Sriwichai está impaciente por dar un abrazo a su sobrino, del que los niños contaron a los submarinistas que era el más demacrado porque renunció a comer las pocas golosinas que tenían mientras estuvieron desaparecidos para que a los pequeños les durara algo más de tiempo lo que había. Ekapon, de 25 años, es huérfano desde los 10, cuando una epidemia se cobró la vida de sus padres y su hermana. Su abuela y sus tías fueron quienes le cuidaron desde entonces. Pero ahora, ese abrazo entre esos seres queridos tendrá que esperar una semana.

 

Final feliz

Se tardó varias horas en recorrer con cada chico el camino hasta la salida, que en parte estaba inundado. Ninguno de los niños de entre 11 y 16 años tenía experiencia en buceo y fueron ayudados por buzos con cuerdas de arrastre. Los menores salieron acompañados de buzos que cargaban con sus botellas y les suministraban oxígeno a través de una máscara. En el operativo participaron en total más de un mil rescatistas y el equipo de buzos que los sacó estaba compuesto por 19 expertos, la mayoría extranjeros. –DPA

Famosos

Los medios internacionales enviaron a cientos de periodistas al lugar y los niños recibieron mensajes de apoyo de celebridades de lo más diverso, desde el presidente estadounidense, Donald Trump, hasta el gurú de la tecnología Elon Musk, pasando por el astro argentino del fútbol Lionel Messi. La primera ministra británica, Theresa May, celebró ayer en Twitter “la valentía de todas las personas implicadas” en la operación. El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, invitó incluso a los niños a asistir a la final del Mundial de Fútbol el próximo 15 de julio en Moscú. Pero, estos no podrán ir a Rusia y deberán permanecer en el hospital durante un tiempo. –AFP

4

kilómetros es la distancia que los separaba de la entrada de la cueva.

40

centímetros tenían algunos lugares por donde pasaron para salir al exterior.

 

Etiquetas: