Sábado 20 DE Abril DE 2019
Mundo

Rescatan a cuatro de los doce niños atrapados en cueva en Tailandia

Fue a causa de las lluvias del monzón que los niños y su entrenador quedaron atrapados tras haber decidido visitar la cueva después de su entrenamiento de fútbol.

Fecha de publicación: 09-07-18
Personal médico y equipos de rescate establecido una base en las inmediaciones de la cueva. Por: afp / dpa

La compleja operación de rescate de los doce niños y su entrenador de fútbol atrapados en una cueva en Tailandia desde hace dos semanas empezó ayer con éxito, salvaron a cuatro de ellos, pero los otros nueve tendrán que esperar que la evacuación se reanude hoy.

Tres de los jóvenes fueron trasladados en helicóptero al hospital de Chiang Rai y el cuarto en ambulancia, dijo Narongsak Osottanakorn, el gobernador de la provincia y responsable del operativo de rescate.

“Fuimos más rápido de lo esperado” y “la operación transcurrió sin problemas”, explicó. La operación de rescate proseguirá dentro de diez horas, añadió, ya que los buzos necesitan reponer las existencias de oxígeno utilizadas durante la primera fase del rescate. Durante el operativo todos los jóvenes utilizaron máscaras para respirar y fueron guiados por los buzos a lo largo del túnel, señaló.

“Me alegra que nuestra misión concluyese con éxito”, dijo el gobernador.

 

El grupo, integrado por 12 jóvenes de entre 11 y 16 años de un equipo de fútbol y su entrenador, de 25, está atrapado desde el 23 de junio en el interior de la cueva Tham Luang, en una región próxima a la frontera con Myanmar. El pasado 2 de julio fueron localizados por los equipos de rescate.

De momento, no se ha hecho pública ninguna imagen de la operación, puesto que las autoridades tailandesas crearon un extenso perímetro de seguridad alrededor de la cueva.

La célula de crisis considera que las condiciones actuales para una evacuación son “perfectas”, especialmente en lo relativo al nivel del agua en la cueva.

Los socorristas mandaron evacuar ayer por la mañana el área de la cueva para despejar el lugar y “ayudar a las víctimas”. Los servicios de socorro estudiaban desde hacía días la conveniencia o no de llevar a cabo una evacuación peligrosa, pues las lluvias del monzón que se espera que caigan próximamente podrían arruinar los esfuerzos de los últimos días para bombear agua de la cueva.

Los servicios de rescate lograron estabilizar los niveles de oxígeno insertando una tubería de varios kilómetros para hacer llegar este gas a los niños.

La muerte de un exbuzo de la marina tailandesa el viernes durante una operación de abastecimiento ilustró el nivel de riesgo del trayecto. Además, el sábado por la noche cayó un intenso aguacero que recordó la urgencia de evacuar a los niños.

100

perforaciones verticales en la montaña realizaron los equipos de rescate como alternativa a la evacuación por buceo. Algunas de ellas son poco profundas, pero una tiene unos 400 metros de profundidad. El domingo por la mañana no se anunció ninguna perforación de ese tipo.

Etiquetas: