Jueves 20 DE Septiembre DE 2018
Mundo

Defensorías latinoamericanas piden a CIDH fin de separación de familias

El gobierno estadounidense anunció recientemente una política migratoria de “tolerancia cero”: toda persona que ingrese clandestinamente será detenida y enfrentará cargos criminales. Y cuando se trata de familias, los niños son separados de los padres.

Fecha de publicación: 19-06-18
Por: AFP
Más noticias que te pueden interesar

Las defensorías de México, Colombia, Ecuador, Honduras y Guatemala pidieron de manera conjunta a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que interceda para que Estados Unidos deje de separar a miles de niños de sus padres por haber cruzado la frontera sin documentos.

Los cinco países latinoamericanos solicitaron el lunes a la CIDH medidas cautelares a fin de que Estados Unidos “interrumpa la práctica de separar a los niños, niñas y adolescentes migrantes de sus familias, y adopte todas las medidas necesarias para proteger sus derechos”, según un comunicado difundido este martes.

El gobierno estadounidense anunció recientemente una política migratoria de “tolerancia cero”: toda persona que ingrese clandestinamente será detenida y enfrentará cargos criminales. Y cuando se trata de familias, los niños son separados de los padres.

En este contexto, 2.342 niños fueron separados de sus familias entre el 5 de mayo y el 9 de junio.

Esta postura “es inhumana y representa un total desprecio por los derechos de las niñas, niños y adolescentes migrantes”, repudiaron los cinco países latinoamericanos, al considerar que “resulta especialmente peligroso que esta medida está siendo tomada como un mecanismo para disuadir a las personas de migrar, enfrentándoles al peligro de ser separados de sus hijos”.

En su postura, resaltaron el caso de Marco Antonio Muñoz, quien había viajado desde Honduras a Estados Unidos buscando solicitar asilo con su esposa e hijo de tres años, y hace unos días se suicidó en una cárcel de Texas luego de haber sido separado de su familia.

La separación de familias “afectará su integridad y romperá sus relaciones familiares, sin que posteriormente sea posible una reparación del daño puesto que el deterioro en su desarrollo físico y mental podrá provocar enfermedades como ansiedad o depresión, sin que sea viable reparar dicho daño psicológico y emocional”, aseguraron.

Además, los niños al ser separados de sus padres son más propensos a ser víctimas de violencia, trata de personas y explotación, y al ponerles bajo custodia del Estado en hogares temporales, en algunas ocasiones han desaparecido, dijeron.

El presidente estadounidense Donald Trump reafirmó el lunes las controvertidas medidas a pesar del creciente escándalo que esto ha provocado.

“Estados Unidos no será un campo de inmigrantes, y no será un complejo para mantener refugiados. No lo será”, dijo.

Etiquetas: