Viernes 16 DE Noviembre DE 2018
Mundo

Nueva York demanda a Trump por usar su fundación con fines personales y políticos

Según la demanda, el presidente estadounidense, Donald Trump, usó los fondos de la organización benéfica para saldar sus obligaciones legales, promover sus hoteles y hacer compras personales. Además, de haber recaudado más de US$2,8 millones a petición de la campaña de Trump para influir en las elecciones de 2016.

Fecha de publicación: 14-06-18
Por: AFP
Más noticias que te pueden interesar

La fiscal general de Nueva York demandó este jueves al presidente Donald Trump por utilizar su fundación con fines personales y políticos, un caso que golpea los negocios del magnate inmobiliario.

La demanda, que exige la disolución de la fundación Donald J. Trump y pide al presidente estadounidense la restitución de 2,8 millones de dólares más multas, denuncia “un patrón de conducta ilegal persistente durante más de una década”.

Aunque afecta directamente sus negocios millonarios, el caso no parece susceptible de afectar políticamente al mandatario, que ya había anunciado la disolución de la fundación tras derrotar a Hillary Clinton en las elecciones de octubre de 2016.

La demanda de la fiscal Barbara Underwood asegura que Trump, que cumple este jueves 72 años, usaba los activos de la fundación para pagar sus obligaciones legales, promover sus hoteles y negocios y comprar artículos personales.

Una investigación de la fiscalía reveló asimismo que la Fundación Trump recaudó más de 2,8 millones de dólares “en una manera diseñada para influir en las elecciones de 2016” bajo órdenes e indicaciones de la campaña presidencial de Trump.

Este no es el primer lío judicial de Trump, que enfrenta varias demandas de mujeres que aseguran haber tenido relaciones con él y sobre todo una amplia investigación de un fiscal especial sobre los lazos entre su campaña presidencial y Rusia.

“Poco más que una chequera”

“Como revela nuestra investigación, la Fundación Trump era poco más que una chequera para pagos de Trump o de sus negocios a organizaciones sin fines de lucro, sin importar su propósito o legalidad”, dijo la fiscal Underwood en un comunicado.

La demanda, presentada ante la Corte Suprema de Nueva York, señala como acusados al presidente estadounidense y a sus tres hijos de su casamiento con Ivana Trump, Donald Jr, Ivanka y Eric.

El presidente calificó el caso de “ridículo” en Twitter. “Los viles demócratas de Nueva York, y su fiscal general ahora caído en desgracia (…) Eric Schneiderman, están haciendo todo lo que pueden para demandarme por una fundación que recibió US$18.800.000 y dio a obras de caridad más dinero del que recibió. US$19.200.000”, tuiteó.

El presidente dijo que Schneiderman “nunca tuvo las agallas para presentar este ridículo caso”, y que ahora que renunció al cargo -tras ser acusado de agresión sexual por varias exnovias- sus “discípulos” presentan la demanda porque las partes no lograron llegar a un acuerdo fuera de tribunales.

La demanda exige que se prohíba al presidente estadounidense dirigir cualquier organización no lucrativa en Nueva York durante 10 años, y que a sus tres hijos se les prohíba lo mismo durante un año.

La fundación, una entidad sin fines de lucro exenta de impuestos, fue fundada en 1987 supuestamente con fines caritativos y opera en Manhattan. En su última declaración al fisco a fines de 2016 reportó activos por un millón de dólares.

El presidente y su hija Ivanka dejaron la fundación cuando el primero llegó a la Casa Blanca, en enero de 2017. Donald Jr. y Eric están actualmente en la junta de la fundación. AFP PHOTO / Tasos KATOPODIS

Apoyo a la campaña

La investigación de la fiscalía reveló que la fundación no tiene empleados, funciona sin supervisión de su directorio y es operada por la Trump Corporation, que suministra servicios a cientos de entidades que componen la Trump Organization.

“En ausencia de un directorio operativo, Trump dirigía la fundación guiado por su capricho, más que por la ley”, afirma la demanda.

La fiscalía asegura que parte del dinero recaudado en un evento destinado a ayudar a veteranos de guerra, televisado a nivel nacional y que Trump organizó el 28 de enero de 2016 en vez de participar en un debate de las primarias republicanas en Des Moines, Iowa, fue destinado a la campaña presidencial.

El evento recaudó 5,6 millones de dólares en donaciones exentas de impuestos, de los cuales 2,8 millones fueron destinados a la fundación y el resto fue donado directamente por privados a organizaciones de ayuda a los veteranos, sin pasar por la fundación.

Desde entonces, según la demanda, altos funcionarios de la campaña de Trump comenzaron a decidir cuándo, cómo y para qué se utilizaría el dinero de la fundación.

Etiquetas: