Jueves 13 DE Diciembre DE 2018
Mundo

Trump y Kim abren una nueva era, pero sin plazos

La vaga declaración de la cumbre pone en manos de los diplomáticos continuar el proceso hacia el desarme de Corea del Norte.

Fecha de publicación: 13-06-18
Firma del acuerdo por ambos mandatarios. De pie, la hermana del líder norcoreano Kim Yo-jong y el Secretario de Estado de EE. UU. Mike Pompeo. Por: AFP/EL PAÍS
Más noticias que te pueden interesar

Donald Trump y Kim Jong-un celebraron ayer una cumbre histórica que desembocó en un acuerdo en el que Corea del Norte prometió una “desnuclearización completa”, pero que deja muchas preguntas sin respuesta. Tras décadas de tensión por las ambiciones nucleares de Pyongyang, el presidente de  EE. UU. aseguró que el “proceso” podrá comenzar “muy pronto”.

El comunicado, de cuatro puntos, expresa el compromiso de Corea del Norte a la “completa desnuclearización de la península coreana”. Estados Unidos aportará garantías de seguridad al régimen de Kim. Pyongyang entregará restos de antiguos prisioneros de guerra y desaparecidos en combate. Los dos colaborarán para establecer un “régimen de paz duradero y estable”, esto es, para la firma en el futuro de un acuerdo que ponga fin formal a la guerra de Corea (1950-1953) que Trump espera “pronto”.

No hay ninguna medida concreta para ello. Esos detalles les corresponderá irlos negociando en conversaciones posteriores, al secretario de Estado, Mike Pompeo y a altos funcionarios norcoreanos.

El documento tampoco precisa que la desnuclearización vaya a ser “verificable e irreversible” como reclamaba EE. UU., lo que podría interpretarse como un paso atrás de Trump. “Kim Jong-un reiteró su compromiso firme e inquebrantable en favor de una desnuclearización completa de la península coreana”, afirma el documento.

Analistas e historiadores creen que existe una posibilidad pero recuerdan que el régimen de Pyongyang tiene un historial de promesas incumplidas. En 1994 y en 2005 se cerraron acuerdos que nunca se aplicaron.

En la larga rueda de prensa posterior, Donald Trump, que dijo no haber dormido “durante 25 horas”, afirmó sin precisiones que la desnuclearización será sometida a verificaciones y que las sanciones contra Corea del Norte seguirán vigentes mientras persista la “amenaza” de las armas atómicas.

Trump anunció que Pyongyang destruirá una instalación de ensayos de misiles y él hizo una importante concesión, anunciando que cesará las maniobras militares conjuntas con Corea del Sur, cuyo fin exige Pyongyang desde hace años. Declaraciones que sorprendieron al mando de las Fuerzas Estadounidenses en Corea del Sur (USFK), quien dijo en un comunicado no haber “recibido ninguna instrucción sobre la aplicación o el cese de las maniobras, incluido el ejercicio Ulchi Freedom Guardian” previsto al final del verano.

Positivos

> El presidente surcoreano Moon Jae-in calificó el acuerdo de “acontecimiento histórico que puso fin a la Guerra Fría”. China aplaudió el inicio de una “nueva historia”. Rusia lo considera “positivo”, mientras que la Unión Europea dijo que era un “paso crucial y necesario”. -AFP

Muestras de afecto

Esta reunión, estuvo marcada por apretones de manos y sonrisas. Donald Trump multiplicó las muestras de afecto y elogió a Kim Jong-un, calificándolo de “muy talentoso” y de “muy buen negociador” y recurriendo a superlativos reservados en general a los aliados.

Trump se declaró además dispuesto a invitar a Kim a la Casa Blanca y no descartó a viajar “llegado el momento” a Pyongyang.

Ambos se reunieron durante casi cinco horas: primero a solas durante unos 40 minutos y luego en una reunión de trabajo, seguida de un almuerzo con un menú de platos occidentales y asiáticos. –AFP

28 mil 500

Soldados estadounidenses permanecen estacionados en Corea del Sur como elemento disuasorio de las amenazas norcoreanas. Trump ofreció cancelar los ejercicios militares conjuntos.

Etiquetas: