Domingo 23 DE Septiembre DE 2018
Mundo

El encuentro en Singapur entre Kim y Trump, una cumbre atómica

El presidente estadounidense, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, llegaron hoy a Singapur, donde el martes mantendrán una histórica reunión con el objetivo encontrar una solución al conflicto con Corea del Norte por su programa nuclear. La reunión entre Kim y Trump, que se llevará a cabo en el Hotel Capella el martes 12 de junio, será la primera en que un máximo líder norcoreano se entrevista con un presidente estadounidense en activo.

Fecha de publicación: 10-06-18
Por: AFP
Más noticias que te pueden interesar

Tras siete décadas de antagonismo, la desconfianza planeará sobre la cumbre entre Donald Trump y Kim Jong Un y el peso de la historia incidirá en las discusiones sobre el arsenal nuclear norcoreano y cuán lejos está dispuesto a ir Pyongyang para satisfacer las demandas de estadounidenses.

Washington insiste en que Corea del Norte cumpla con una desnuclearización completa, verificable e irreversible, pero Pyongyang se ha resistido a la idea de un desarme unilateral, argumentando que necesita sus armas nucleares y su programa de misiles mientras Estados Unidos y Corea del Sur sigan siendo una amenaza para su seguridad.

La búsqueda de una solución viable que satisfaga a ambas partes implicará superar varias brechas potencialmente peligrosas.

¿Qué tipo de armas tiene Corea del Norte?

Las estimaciones sobre el arsenal de Pyongyang varían. Los grupos que siguen de cerca el tema estiman la potencia de la sexta y última prueba nuclear lanzada en septiembre en 250 kilotones, es decir 16 veces más fuerte que la bomba estadounidense que destruyó Hiroshima en 1945, una fuerza como la que genera una bomba de hidrógeno.

Según el libro blanco de Defensa de Seúl, que es el informe más reciente publicado, Corea del Norte tiene almacenados 50 kilos de plutonio, que se estiman como suficientes para 10 bombas, y una capacidad “considerable” para producir armas de uranio.

El año pasado, el diario Washington Post citó una información de la inteligencia estadounidense que decía que Corea del Norte tenía cerca de 60 dispositivos nucleares. El país tiene una amplia experiencia en construir túneles y se cree que están guardados en depósitos subterráneos diseminados en todo el país.

Corea del Norte todavía tiene que demostrar de forma definitiva que tiene la capacidad para colocar una ojiva nuclear en un misil, para apuntar de forma precisa y para que el proyectil efectúe con éxito el regreso a la Tierra desde la atmósfera.

Pyongyang asegura que tiene dominados estos tres aspectos. Además de su arsenal nuclear, se cree que Corea del Norte tiene entre 2.5000 y 5.000 toneladas de armas químicas desarrolladas a partir de la década de 1980, según la información militar de Corea del Sur.

¿Qué tiene Estados Unidos?

El presidente estadounidense Donald Trump dice que su botón nuclear es más grande que el de Kim y que funciona. Según el Departamento de Estado, el 1 de septiembre Estados Unidos tenía un total de 1.393 cabezas nucleares desplegadas, que pueden ser lanzadas por tierra, mar y aire.

También tiene miles más en depósitos y otras esperando a ser desmanteladas, afirman activistas. Por ejemplo la Asociación para el Control de Armas estimó el total en 6.550 el año pasado. Estados Unidos retiró armas nucleares que tenía en Corea del Sur en la década de 1990 y Seúl no cuenta con un arsenal propio.

Sin embargo, Estados Unidos puede golpear cualquier posición con armas convencionales o con sus municiones nucleares.

¿Qué ha prometido Pyongyang?

El secretario de Estado Mike Pompeo, el funcionario estadounidense de más alto rango en haberse reunido con Kim Jong Un, dijo que el líder norcoreano le informó personalmente de que Pyongyang estaba listo para desnuclearizarse.

Trump ha sido inequívoco al decir: “Ellos tienen que desnuclearizarse. Si no se desnuclearizan, sería algo inaceptable”. Por su parte, Corea del Norte ha reiterado su compromiso con la desnuclearización de la península de Corea, pero esta afirmación es un eufemismo diplomático que está abierto a una interpretación en ambos sentidos y Pyongyang no ha dado ninguna indicación pública de qué concesiones podría hacer.

Según Seúl, el país ha ofrecido la posibilidad de renunciar a sus armas nucleares a cambio de garantías de seguridad no especificadas. Cuando Kim visitó a su aliado principal, China, en marzo, en su primer viaje internacional como líder, la prensa oficial china indicó que el líder habría dicho que el asunto podría resolverse si Seúl y Washington adoptaran “medidas progresivas y sincronizadas para la realización de la paz”, implicando algún tipo de “quid pro quo”.

¿Esto qué implica?

Pyongyang dice que necesita las armas nucleares para defenderse de Estados Unidos e interpreta las amenazas en su contra de una forma amplia, por ejemplo condena habitualmente los ejercicios conjuntos que realiza Washington con Seúl, esgrimiendo que son un ensayo para una invasión.

Según el tratado de defensa mutua de 1953 entre Corea del Sur y Estados Unidos, Washington tiene el deber de ayudar a su aliado si este es atacado. En el pasado, Pyongyang ha pedido que se corte con esta alianza y que Estados Unidos retire sus tropas del Sur.

Estados Unidos tiene cerca de 28.500 militares estacionados en el país y el arsenal nuclear de Washington es un pieza clave de sus capacidades de defensa aunque con la política de “no utilización en primer término”.

 

Etiquetas: