Jueves 15 DE Noviembre DE 2018
Mundo

Venezuela, más cerca de ser suspendida en la OEA

Sobre Nicaragua, el Secretario de Estado de EE. UU. instó al Gobierno a rendir cuentas por las muertes de manifestantes.

Fecha de publicación: 05-06-18
Mike Pompeo durante su intervención en la Asamblea de la OEA, ayer, en Washington. Por: DPA
Más noticias que te pueden interesar

La Asamblea General de la OEA, la cita anual más importante de la organización que agrupa a los países de América, arrancó ayer en Washington con la firme decisión de Estados Unidos de lograr la suspensión de Venezuela y profundizar en el aislamiento internacional de Nicolás Maduro.

“Además de la suspensión, pido medidas adicionales contra el régimen de Maduro hasta que haya la presión necesaria para que la gente pueda tener acceso a ayuda humanitaria”, instó en el plenario el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, que se vio las caras allí con su homólogo venezolano, Jorge Arreaza.

Según fuentes diplomáticas de tres países distintos, la administración de Donald Trump, que lleva días negociando con el Grupo de Lima, tiene los 18 votos que necesita para aprobar una resolución que dé inicio al proceso de suspensión de Venezuela.

Pero no tiene de momento los 24 que necesitaría para aprobar esa suspensión en una Asamblea General Extraordinaria que habría de convocarse para ello. El texto fue presentado ayer formalmente por Estados Unidos y seis países del Grupo de Lima (Argentina, Brasil, Canadá, Chile, México y Perú).

“¿Cómo nos van a suspender de donde ya nos fuimos?”, se preguntó retóricamente Arreaza. El canciller venezolano basó su estrategia ayer ante la OEA en presentar la posible suspensión como “accesoria” y en acusar a Estados Unidos de injerencia y de dictar las actuación de la organización, integrada por 34 países.

Donald Trump, que ha llegado a asegurar que no descarta la opción militar en Venezuela, ha hecho de ella el centro de su política latinoamericana. Le da oportunidad en clave interna de mostrar fuerza en un problema cercano a casa.

Venezuela estaba llamada a ser el tema central de esta 48 Asamblea General desde las elecciones en las que Maduro fue reelegido el 20 de mayo y que la OEA le había pedido suspender por carecer de garantías democráticas.

Preocupación por Nicaragua

Gran parte de los cancilleres expresó ayer cuanto menos su preocupación por los hechos en Nicaragua, donde las protestas comenzaron por una reforma de la seguridad social, que ya fue derogada y que había sido aprobada por Ortega por decreto.

Nicaragua no envió a Washington a su canciller, pero el representante permanente alterno ante la OEA, Luis Alvarado, culpó de la violencia a “grupos delincuenciales”.

Paradójicamente, el más duro de los cancilleres con el gobierno de Ortega fue, Pompeo. “En Nicaragua han muerto cientos solo por expresarse”, dijo en el plenario. “Instamos al Gobierno de Nicaragua a rendir cuentas por estas muertes”.

 

Crisis de Nicaragua

La crisis en Nicaragua entró finalmente en la Asamblea General de la OEA con la presentación de un proyecto de declaración que no incluye una condena al presidente Daniel Ortega. El texto, que lleva por título “Declaración de apoyo al pueblo de Nicaragua”, fue presentado de hecho formalmente por el propio país centroamericano y Estados Unidos y “exige el cese inmediato de los actos de violencia”, sin responsabilizar directamente a nadie. Expresa además el deseo de que la crisis nicaragüense sea seguida desde la OEA. –DPA

“Venezuela está de salida, nosotros estamos cumpliendo con las obligaciones de la Carta, que nos obliga a estar presentes hasta abril del año que viene. Estamos contando los días para retirarnos de esta organización”.

Jorge Arreaza, canciller venezolano en la Asamblea.

Etiquetas: