Sábado 15 DE Diciembre DE 2018
Mundo

Nicaragua: Iglesia rechaza diálogo tras muerte de 15 manifestantes

El secretario de la OEA condena los asesinatos  y llama al Gobierno a detener  la violencia.

Fecha de publicación: 01-06-18
Campesinos se refugiaron en la Catedral de Managua tras participar en la marcha del miércoles. Ayer retornaron a sus poblados resguardados por grupos de sacerdotes. Por: AFP/EL PAÍS/DPA
Más noticias que te pueden interesar

La Iglesia católica de Nicaragua rechazó ayer retomar el diálogo entre el Gobierno y la oposición para acabar con las protestas que azotan al país, tras una jornada con violentos enfrentamientos que dejaron 15 muertos y que elevan a cerca de un centenar la cifra de fallecidos en un mes y medio.

La Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) anunció que no reanudará el diálogo en busca de una salida a la crisis que atraviesa el país mientras “el pueblo siga siendo reprimido y asesinado”.

El anuncio llega después de una jornada violenta el miércoles y la madrugada de ayer, en la que según un informe de la Policía hubo 15 muertos por armas de fuego y 199 heridos.

Previamente, el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH) había dado cuenta de 11 personas fallecidas y otras 79 resultaron heridas en la jornada del miércoles.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, en un video publicado en la web ayer, condenó “los asesinatos” y tras solidarizarse con las familias de las víctimas, llamó al Estado a “detener la violencia de estos factores represivos”.

Almagro consideró además como una buena “señal” para recomponer la confianza y armonía democrática en el país la renuncia del magistrado Roberto Rivas al Consejo Supremo Electoral (CSE) nicaragüense en el marco de acuerdos con el gobierno.

Represión

El presidente Ortega mostró su rostro más brutal la tarde del miércoles en Nicaragua, tras ordenar el ataque a una gigantesca manifestación encabezada por las madres de las víctimas de la represión de abril en este país. Numerosos testigos informaron que seguidores del Frente Sandinista, grupos parapoliciales y oficiales antidisturbios dispararon contra los manifestantes, que marchaban desarmados por la céntrica Carretera a Masaya de Managua. También se produjeron hechos de violencia en otras ciudades.

En total, la represión dejó 15 muertos en el país, entre ellos un adolescente de 15 años.

Según testigos, en el ataque se vivieron escenas de pánico, cuando la multitudinaria marcha opositora llegaba a la Universidad Centroamericana (UCA) y tuvo que refugiarse en comercios cercanos y en la Catedral debido a los disparos de las fuerzas de seguridad y grupos afines a Ortega.

Sin embargo, el gobierno señaló en un comunicado que esos actos obedecen a grupos de oposición con “agendas políticas específicas” que buscan “aterrorizar” a la población, lo que calificó como “una conspiración” que pretende destruir la seguridad y la vida en el país.

Durante los incidentes también resultaron quemadas instalaciones de la emisora oficialista Radio Ya, una cooperativa de crédito rural y resultó destruida la fachada del estadio nacional de béisbol. También fueron atacados el canal opositor 100% Noticias y las plantas de transmisión de la también opositora radio Darío, en León.

 

Imagen captada por El Nuevo Diario, donde un grupo de Policías y paramilitares atacan a los manifestantes, el pasado miércoles.

Ejército niega ayuda

El Ejército de Nicaragua aseguró ayer en un comunicado que tiene “control absoluto de sus fuerzas y medios” y calificó de “calumnias” las versiones extraoficiales sobre un supuesto apoyo a la acción de la Policía y paramilitares contra manifestantes. Videos difundidos el miércoles por WhatsApp mostraron a grupos de presuntos activistas del Gobierno portando armas de fuego que entraban y salían del Hospital Militar, propiedad del Ejército. Cuando estalló la crisis, el Ejército aseguró que no intervendría. –DPA

EE.UU. advierte

“La comunidad internacional y los ciudadanos de Nicaragua han urgido reiteradamente al gobierno nicaragüense a que ordene a su policía y sus matones que detengan la violencia, respeten los derechos humanos y creen las condiciones para un futuro pacífico. Los violadores de los derechos humanos serán responsabilizados por la comunidad internacional en foros internacionales”, indicó la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert. –AFP

“Veníamos caminando en la marcha cuando empezaron a disparar desde arriba, la gente se corría, buscaba refugio, pensé que nos íbamos a morir todos”.

Andrés Donato, campesino que se refugió en la Catedral, donde pasó la noche junto a otros mil agricultores.

 

Etiquetas: