Jueves 21 DE Febrero DE 2019
Mundo

Culpan al gobierno de incumplir tregua

Sociedad civil insiste en renuncia del mandatario de Nicaragua. Hoy retomarán cita de diálogo nacional.

Fecha de publicación: 21-05-18
Manifestantes se reunieron para marchar por las calles de Managua, ayer. Por: AFP/DPA
Más noticias que te pueden interesar

Miles de nicaragüenses marcharon ayer de forma pacífica en la capital y otras ciudades mientras acusan al gobierno de incumplir una tregua, tras un ataque a una universidad, mientras siguen las denuncias ante la CIDH.

Los manifestantes acusan a la administración del presidente Daniel Ortega de romper la tregua de 48 horas pactada en el diálogo entre el gobierno y sectores opositores.

Los opositores acusan a la Policía del ataque a tiros del sábado por la noche en una universidad al noreste de Managua en el que resultaron heridos cuatro jóvenes.

Los manifestantes, con banderas de Nicaragua y haciendo sonar cazuelas y silbatos, se reunieron en la rotonda Rubén Darío, en el oeste de la capital, cerca del hotel donde la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) recibe denuncias por los sucesos durante las protestas.

“Para exigir libertad no hay tregua” o “que se vayan”, en referencia al presidente Daniel Ortega y su mujer, la vicepresidenta Rosario Murillo, coreaba la multitud.

Estudiantes de la Universidad Nacional Agraria (UNA), en el noreste de Managua, denunciaron que la Policía los atacó cuando se manifestaban fuera del campus el sábado por la noche.

La Policía afirmó en un comunicado que ha cumplido con lo acordado en el diálogo. El pacto establecía una tregua de dos días en la que los agentes debían permanecer en sus cuarteles.

El rector de la UNA y asesor del presidente Daniel Ortega, Telémaco Talavera, expresó su “enérgico rechazo” y “condena a la acción  policial”.

Mantienen diálogo

Pese a los incidentes se mantenía para hoy la convocatoria de la tercera sesión del diálogo entre gobierno y opositores con mediación de la Iglesia católica, para dar salida a la crisis política y social que vive el país desde que comenzaron las protestas.

“Vamos a asistir al diálogo para retomar el mandato que hemos recibido del pueblo: que se vaya (el presidente) Daniel Ortega”, declaró Azahálea Solís, abogada constitucionalista y delegada por la sociedad civil en las conversaciones.

La mesa del diálogo es “una mesa de salida para Daniel Ortega, (donde) lo único que estamos demandando su rendición, y él lo sabe”, reiteró. A las negociaciones que arrancaron la semana pasada asisten también delegados del Gobierno, del sector privado y de los estudiantes que protestan desde abril pasado.

CIDH desbordada

Los puestos abiertos por la misión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en Managua, Masaya y Matagalpa fueron colmados el sábado y ayer por familiares de fallecidos, desaparecidos, heridos y lesionados que esperaban varias horas para poner su denuncia. “Estoy destrozada, me quitaron a mi hijo. Vengo para ver si se aclara (su muerte) porque los hombres (que lo mataron) están identificados, pero la Policía no los ha agarrado (detenido) porque no ha querido”, dijo Martha Mendoza, una empleada de la fiscalía, mientras estallaba en llanto. Las protestas han dejado ya 63 fallecidos, más de 500 heridos y una cifra no precisada de desaparecidos, según el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH). -AFP

 

Etiquetas: