Martes 17 DE Septiembre DE 2019
Mundo

Ex piloto había denunciado irregularidades en aviones 

Fecha de publicación: 19-05-18
El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel (C), llegó al lugar del accidente después de que un avión de Cubana de Aviación despegó del aeropuerto José Martí de La Habana. (AFP)

Ciudad de México, 19 may (dpa) – Un ex piloto mexicano que voló varias veces en la aeronave que se estrelló en Cuba dijo hoy que en 2013 había denunciado ante las autoridades mexicanas a la aerolínea por graves problemas de mantenimiento.

El piloto Marco Aurelio Hernández Carmona, con 35 años de experiencia, dijo en entrevistas publicadas en los portales de los diarios “El Universal” y “Milenio” que trabajó de 2005 a 2013 para Aerolíneas Damojh, también conocida como Global Air, y que había problemas constantemente.

Motores sobrecalentados, sobrepeso en los vuelos, pilotos con jornadas extenuantes de trabajo, corrosión en las alas, falta de piezas de repuesto y fallos en los radares son algunas de las irregularidades que le tocó vivir, según su relato.

“Una vez volamos con el equipo (de fútbol) Cruz Azul a bordo de Paraguay a México, tuve falla del motor izquierdo. Los motores ya no tenían aceite, tuvimos que aterrizar en Perú”, relató el piloto.

Hernández mostró documentos de la denuncia que presesentó ante la Dirección General de Aeronáutica Civil de México hace cinco años contra la empresa, que dijo es propiedad de un español.

“Otra vez que nos quedamos sin sistema eléctrico tuve que despegar y casi a ciegas volver a aterrizar”, contó.

Las autoridades mexicanas anunciaron hoy que harán una nueva auditoría a la aerolínea a fin de verificar cuáles son sus condiciones de operación. En noviembre ya había pasado una revisión. La aeronave accidentada era un Boeing 737 de 1979.

Hernández, que dijo haber volado en varias ocasiones con el capitán y el copiloto muertos en Cuba, consideró que sólo con el pago de sobornos era posible que la aerolínea aprobara las revisiones.

Según señaló, después de la denuncia que presentó en 2013 se hizo una inspección a Global Air y se le impuso una multa de un millón de dólares, pero la empresa siguió operando.

“Yo siempre estaba firme en los controles, pero cuando despegaba decía: Ay, Diosito, gracias por ayudarme”, contó. Y dijo que cuando se enteró del accidente en Cuba, le dijo a su familia: “Se los dije. Les dije que un día pasaría una tragedia con esos aviones”.