Sábado 23 DE Marzo DE 2019
Mundo

Enrique y Meghan traen nuevos aires a la monarquía británica

El mismo día de la boda, Isabel II nombró a Enrique duque de Sussex, conde de Dumbarton y barón de Kilkeel, un título nobiliario inglés, otro escocés y el tercero norirlandés, como manda la tradición.

Fecha de publicación: 19-05-18
6 millones de tuits fueron publicados por los internautas del mundo, en comparación con los 1.7 millones que suscitó la boda del hermano mayor, Guillermo, y Catalina Middleton en 2011. Por: AFP/DPA
Más noticias que te pueden interesar

El príncipe Enrique de Inglaterra y la exactriz estadounidense Meghan Markle, desde ayer duques de Sussex, se casaron en Windsor, en una iglesia de San Jorge ante 600 invitados entre ellos celebridades, y ante decenas de miles de personas en las calles y frente a sus televisores en todo el mundo.

Markle lució un vestido blanco de seda diseñado por Clare Waight Keller para la casa de alta costura Givenchy, un velo de cinco metros bordado que representaba la flora de los 53 países de la Commonwealth, sujetado con una tiara de diamantes prestada por la reina Isabel II, abuela del novio.

El ramo incluía flores cortadas por Harry en su propio jardín privado en Kensington. Entre ellas nomeolvides, la flor favorita de su madre, Diana.

La ceremonia fue una mezcla de tradición y modernidad. Antes del “sí quiero” un coro de gospel cantó el éxito de los años sesenta Stand by me. Además, Meghan renunció a la promesa tradicional de “obediencia” en los votos.

Pese a que los novios no invitaron a ningún político, la primera ministra británica, Theresa May, transmitió a la pareja sus mejores deseos por Twitter. En un comunicado el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, y su esposa, Sophie, también felicitaron a la pareja a quien les une una estrecha amistad.

Encendido sermón
>La ceremonia tuvo toques del mestizaje que encarna la pareja, como el encendido sermón sobre el amor del obispo estadounidense Michael Curry, que concluyó citando al líder afroestadounidense de los derechos civiles Martin Luther King y dejó perplejos a los británicos, acostumbrados a ceremonias reales mucho más tradicionales.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Etiquetas: