Miércoles 21 DE Noviembre DE 2018
Mundo

Macron: Hay pruebas del uso de armas químicas en Siria

“La prioridad es evitar el peligro de una guerra”, afirmó, por su parte, el embajador de Rusia ante la ONU, Vassily Nebenzia, luego de una reunión a puerta cerrada del Consejo de Seguridad sobre el uso de armas químicas en Siria.

Fecha de publicación: 12-04-18
El presidente francés durante una conferencia de prensa. Por: DPA/AFP
Más noticias que te pueden interesar

Francia tiene pruebas del uso de armas químicas por parte del Gobierno sirio en la ciudad de Duma, aseguró este jueves el presidente Emmanuel Macron, mientras que su par estadounidense, Donald Trump, matizó que nunca estableció una fecha para un ataque.

“Tenemos pruebas (…) de que se usaron armas químicas, al menos cloro, y que fueron usadas por el régimen de Bachar el Assad”, dijo Macron en una entrevista televisiva con la emisora TF1. Macron añadió que representantes de su país están “trabajando muy estrechamente” con Estados Unidos. “Y tenemos que tomar decisiones en el momento que elijamos, cuando consideremos que es más útil y efectivo”, añadió sin concretar la posible fecha de un ataque de represalia.

Trump amenazó el miércoles con bombardear Siria, pero hoy afirmó en Twitter que nunca dijo cuándo se podría producir el ataque. Podría ser “muy pronto o no”, sentenció. “Nunca dije cuándo tendría lugar el ataque contra Siria“, escribió un día después de haber asegurado: “¡Prepárate Rusia, porque llegarán (misiles), bonitos y nuevos e ‘inteligentes’!” Este jueves, Trump añadió: “Es lamentable que el mundo nos ponga en esta posición”.

El secretario de Defensa James Mattis explicó en una audiencia en la Cámara de Representantes que el Consejo de Seguridad Nacional se reunirá este mismo jueves para debatir opciones en Siria. “Creo que hubo un ataque químico y buscamos las pruebas verdaderas”, apuntó Mattis.

La canciller alemana, Angela Merkel, descartó la participación de Alemania en un ataque militar en Siria aunque se mostró partidaria de hacer todo lo posible para enviar una señal de que Berlín considera “inaceptable” el ataque químico en Duma.

En un bombardeo contra esa ciudad el sábado pasado murieron al menos 43 personas a causa de una sustancia química, según la organización humanitaria Cascos Blancos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) señaló que los síntomas de 500 pacientes tratados en la zona eran consistentes con su exposición a químicos tóxicos.

El Ministerio de Relaciones Exteriores ruso, en tanto, llamó a la sensatez. “No queremos una escalada”, advirtió la portavoz Maria Sajarova, y calificó de falsas las acusaciones elevadas por Occidente contra Rusia. El Kremlin, en tanto, afirmó que Rusia mantiene una línea directa abierta con Estados Unidos para evitar confrontaciones.

Mientras tanto, destacados congresistas de Estados Unidos reclamaron que el Congreso tenga derecho de intervención ante un posible ataque militar en Siria. “Sin autorización del Congreso, cualquier operación militar que realice el presidente Trump en Siria y que no implique autodefensa sería ilegal”, aseguró el senador demócrata Tim Kaine.

La participación francesa en una acción militar se da por probable, mientras que el Gobierno británico tenía previsto deliberar este jueves al respecto. Una opción son ataques dirigidos con misiles hacia un blanco o varios blancos seleccionados. Pero lo delicado sería que fueran alcanzadas tropas rusas estacionadas en Siria. El secretario general de la OTAN Jen Stoltenberg indicó por su parte que las conversaciones entre las naciones de la Alianza Atlántica sobre el curso a adoptar continúan.

 

 

Primeros expertos de la OPAQ


Dos grupos de expertos de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) llegan a Siria este jueves y viernes para investigar las acusaciones de un ataque con gases tóxicos, dijo el embajador sirio ante la ONU, Bashar Jafari.

“Facilitaremos la llegada del equipo a cualquier lugar que deseen, en Duma, para verificar si hubo o no uso de sustancias químicas”, dijo Jafari. El embajador agregó que Siria había “negado mil veces” informes de que sus fuerzas habían realizado ataques químicos.

Bashar Jafari sugirió que los “terroristas” habían adquirido armas químicas de Libia y que los servicios de inteligencia turcos, saudíes, estadounidenses y franceses tenían algo que ver con el contrabando de productos químicos a la zona de guerra. De su lado, Rusia -aliado del régimen sirio- dijo que envió expertos a Duma pero no encontraron ninguna evidencia de uso de armas químicas.

Etiquetas: