Domingo 18 DE Noviembre DE 2018
Mundo

El acuerdo de Viernes Santo cumple 20 años

Irlanda del Norte sufrió tres décadas de violencia entre las comunidades católica-republicana y la protestante-unionista que acabaron con el Acuerdo de Viernes Santo, de cuya firma se cumplen 20 años hoy.

Fecha de publicación: 10-04-18
Imagen de junio de 1974, en una calle del área católica de Belfast. FOTO: AFP Por: AFP
Más noticias que te pueden interesar

La mayoría protestante de la provincia británica defendía seguir perteneciendo al Reino Unido mientras que la católica quería la reunificación con la República de Irlanda.

Este es un resumen del conflicto, conocido como “The Troubles”, en que murieron más de 3.500 personas.

– El inicio –

La violencia estalla en 1968 cuando la policía reprime con fuerza una manifestación republicana pacífica en Londonderry, la única ciudad de la provincia de mayoría católica.

La situación degenera y se suceden las protestas y los enfrentamientos con la policía y la comunidad protestante.

Londonderry y Belfast se sumen en la violencia y el ejército se despliega en las calles de la provincia.

– El IRA irrumpe –

En 1970, el Ejército Provisional Republicano Irlandés (IRA), un grupo armado, inicia una campaña de atentados contra los militares.

En el otro lado, responden los grupos paramilitares protestantes, lo que acaba de levantar un muro entre ambas comunidades.

Las tensiones aumentan tras la violenta represión de una manifestación el 30 de enero de 1972 en Londonderry. El “Domingo Sangriento” (“Bloody Sunday”), como pasó a la historia esa jornada, dejó 14 manifestantes muertos, víctimas de disparos de paracaídistas británicos.

– Administración desde Londres –

En marzo de 1972, se disuelve el Parlamento norirlandés y Londres retoma el control directo de la administración de la provincia.

En 1974, el IRA extiende su campaña de atentados con bomba en suelo británico colocando artefactos en pubs de Guildford, Woolwich y Birmingham, y matando en total a 30 personas.

Además, la organización apunta a altas figuras y en 1979 asesina a Lord Louis Mountbatten, el primo de la reina Isabel II, haciendo estallar su barca.

El mismo día, el IRA tiende una emboscada al ejército y mata a 18 soldados británicos.

– Huelgas de hambre, bombas –

En 1981 se vivió un punto de inflexión cuando el preso del IRA Bobby Sands y 9 camaradas mueren en una huelga de hambre en una cárcel de Belfast para solicitar estatus de presos políticos.

Sus muertes despiertan un movimiento de simpatía en todo el mundo hacia la causa republicana.

En 1982, el brazo político del IRA, el partido Sinn Fein, logra sus primeros escaños en la asamblea norirlandesa. Al año siguiente, Gerry Adams toma las riendas del partido.

El IRA sigue golpeando, y en 1984 ataca el centro del poder con una bomba contra el Grand Hotel de Brighton en el que se alojaban la primera ministra Margaret Thatcher y su gobierno durante un congreso del Partido Conservador. 5 personas murieron.

En 1992 y 1993, dos grandes atentados contra el distrito financiero de la City de Londres dejaron 4 muertos y causaron enormes daños.

– Iniciativas de paz –

El primer ministro conservador Edward Heath ya trató en 1973 de establecer un gobierno de coalición entre católicos y protestantes.

Thatcher firma un nuevo acuerdo anglo-irlandés en 1985, con una gran concesión: admite que la República de Irlanda debe tener voz en los asuntos norirlandeses.

A mediados de los 1990, los esfuerzos de paz se encallan de nuevo y el IRA pone fin a su alto el fuego. En 1996, coloca bombas en Londres y Mánchester que matan a dos personas y causan grandes desperfectos.

– El hito de Viernes Santo –

En julio de 1997, después de que el laborista Tony Blair se convierta en primer ministro y de que el IRA decrete un nuevo alto el fuego, el Sinn Fein es invitado a la mesa de negociaciones.

Tras largas negociaciones, el 10 de abril de 1998 se firma el Acuerdo de Viernes Santo entre Londres, Dublín y los partidos políticos norirlandeses, con la bendición del IRA.

Irlanda del Norte recupera la autonomía, con un gobierno de coalición entre protestantes y católicos.

– La mayor atrocidad: Omagh –

Cuatro meses después del acuerdo, un grupo disidente del IRA, el IRA Auténtico, perpetra la peor matanza del conflicto al colocar una bomba en un día de mercado en la ciudad norirlandesa de Omagh, matando a 29 personas, incluyendo a numerosas mujeres y niños. Entre los muertos habían dos españoles, una mujer de 23 años y un niño de 12.

Lejos de hacer quebrar el acuerdo de paz, los norirlandeses cierran filas en repulsa al atentado y lo refuerzan.

Etiquetas: