Miércoles 26 DE Junio DE 2019
Mundo

Trump ordena a Guardia Nacional resguarde frontera

Los gobernadores de Texas y Arizona, ambos republicanos, saludaron ayer la decisión de Trump y su administración.

Fecha de publicación: 05-04-18
Migrantes de la caravana reciben asistencia migratoria en Matías Romero, Oaxaca.
Por: DPA/AFP

El presidente de EE. UU., Donald Trump, dio ayer inicio a una militarización en la frontera con México, donde en las próximas horas llegarán efectivos de la Guardia Nacional con la misión de ayudar a frenar la entrada de inmigración ilegal mientras construye su famoso y polémico muro.

La medida fue anunciada tras el rechazo de Trump a una caravana de migrantes centroamericanos en territorio mexicano que se proponía llegar a la frontera con Estados Unidos, objetivo que el grupo abandonó ayer.

El mandatario, que ha hecho de la seguridad fronteriza y la mano dura con la inmigración uno de los focos de su presidencia, preparó el terreno para el anuncio de ayer con una oleada de tuits y declaraciones contra México, acusándolo de no frenar los flujos migratorios hacia Estados Unidos y amenazándolo con romper el Nafta si no lo hace.

“El presidente ha mandado que el Departamento de Defensa y el Departamento de Seguridad Nacional trabajen juntos con nuestros gobernadores para desplegar a la Guardia Nacional en nuestra frontera suroeste”, anunció su secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, en una rueda de prensa en la Casa Blanca.“Empezaremos hoy y nos moveremos rápidamente”, añadió. Los primeros efectivos pueden llegar en cuestión de horas tras la firma de la proclamación presidencial.

El gobierno de Trump asegura que existe un aumento en el número de inmigrantes que cruzan ilegalmente la frontera desde México, pese a que las cifras de detenciones allí han caído a mínimos en décadas. Las estadísticas muestran que ya hay más mexicanos que dejan el país que los que llegan.

Videgaray en Washington

El anuncio se hizo con los ministros de Exteriores y Economía de México, Luis Videgaray e Ildefonso Guajardo, reunidos en Washington con altos funcionarios de la administración Trump con el tratado de libre comercio Nafta como tema central.

Nielsen aseguró haber hablado con funcionarios mexicanos sobre la medida. “Entienden y respetan la soberanía nacional”, dijo. La víspera, México pidió oficialmente explicaciones sobre el plan ayer anunciado.

Acciones limitadas

De momento no hay cifras de los efectivos que se desplegarán ni estimaciones del coste. La Guardia Nacional es un cuerpo de voluntarios que sirve como fuerza de reserva del Ejército. Suele ser utilizado en respuesta a catástrofes. Cada uno de los estados cuenta con la suya propia. Los que hacen frontera con México son Texas, Nuevo México, Arizona y California. La ley estadounidense prohíbe que los cuerpos militares actúen como agentes de policía en la aplicación de la ley, por lo que los efectivos de la Guardia Nacional que se desplieguen no podrán participar en detenciones y se tendrán que limitar a la colaboración en la seguridad fronteriza. –DPA

Desisten

Los responsables por la caravana Viacrucis Migrante anunciaron que el grupo terminaría su marcha en la Ciudad de México, desistiendo de llegar a la frontera. “Nuestro trabajo termina en Ciudad de México y si otras personas necesitan acompañamiento, tenemos equipo de apoyo en la frontera, pero ellos tendrán que viajar por su cuenta”, dijo Irineo Mujica, director de Pueblo sin Fronteras, que desde 2010 realiza este simbólico viacrucis para visibilizar el drama de los migrantes a su paso por México.

En Oaxaca, decenas de migrantes centroamericanos se preparaban para seguir por su cuenta el recorrido, algunos de ellos con visas para transitar por México durante 30 días. Los líderes de la caravana aclararon que el Gobierno mexicano no arremetió contra sus integrantes ni antes ni después de las acaloradas declaraciones de Trump. El 80 por ciento de los que integran la caravana son hondureños y el resto salvadoreños, nicaragüenses y guatemaltecos. –AFP

 

 

6

mil efectivos de la Guardia Nacional fueron enviados entre 2006 y 2008 por George W. Bush como refuerzo de los agentes de fronteras.