Jueves 15 DE Noviembre DE 2018
Mundo

Ecuador en conmoción tras video de periodistas rehenes

Desde el momento en que se confirmó que se trataba de un secuestro, grupos de periodistas han llevado a cabo vigilias en Quito para pedir el regreso de sus colegas. Las concentraciones se han extendido a otras ciudades ecuatorianas bajo el grito de “los queremos libres”, mientras en redes sociales han difundido la etiqueta “#NosFaltan3”.

Fecha de publicación: 03-04-18
Por: AFP
Más noticias que te pueden interesar

La conmoción y el repudio se apoderaron de Ecuador este martes. Un video mostró por primera vez las duras condiciones en las que está en cautiverio un equipo de prensa secuestrado por presuntos guerrilleros disidentes colombianos.

La grabación, difundida primero en Colombia por el canal RCN, se convirtió en la primera prueba de vida de los dos periodistas y el conductor del diario El Comercio de Quito que fueron tomados como rehenes el 26 de marzo en la frontera mientras ejercían su oficio.

Lejos de traer alivio, el video conmocionó a los familiares y desató la molestia del gobierno. Ecuador no había lidiado en décadas con el secuestro de unos periodistas, y menos en poder de un grupo ilegal de origen extranjero.

En el video se ve al reportero Javier Ortega (32 años), el fotógrafo Paúl Rivas (45) y el conductor Efraín Segarra (60) abrazados, con cadenas y candados al cuello. En un momento, Ortega pide al gobierno del presidente Lenín Moreno un acuerdo para su liberación.

“Para las tres familias ha sido un shock terrible, un shock emocional muy fuerte ver la situación en la que se encuentran nuestros seres queridos”, reaccionó Yadira Aguagallo, novia de Rivas.  RCN no reveló cómo obtuvo el video ni la fecha o lugar donde fue grabado.

Según se le oye decir a Ortega, los captores exigen un intercambio por “sus tres detenidos” en Ecuador para que los reporteros puedan “ir sanos y salvos” a su país. Así mismo, demandan el fin de la cooperación antiterrorista con Colombia, que ha permitido asestar duros golpes a las organizaciones del narcotráfico que actúan en la zona limítrofe.

Ambos países combaten por separado, aunque de forma coordinada, a los guerrilleros que se apartaron del proceso de paz con las ya disueltas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), y que según inteligencia militar estarían tras el tráfico de drogas por una ruta del Pacífico que conecta a ambos países.

Familiares de los periodistas Javier Ortega y Paul Rivas y su conductor Efraín Segarra revelaron sus nombres durante una manifestación en Quito el pasado domingo 1 de abril.  AFP PHOTO / Cristina VEGA

Malestar oficial

El gobierno de Moreno informó días atrás que estaba en negociaciones para obtener la libertad de los rehenes. Según fuentes ecuatorianas los tres estarían en territorio colombiano, aunque Bogotá asegura no tener evidencia al respecto.  En ese contexto, consideró que la difusión del video expone a los trabajadores de El Comercio, por lo que expresó “su profundo malestar y rechazo” en un comunicado.

“El gobierno va a hacer todo lo posible y lo imposible también para que vuelvan bien, para que vuelvan con vida, para que vuelvan sanos y salvos”, expresó Juan Sebastián Roldán, secretario particular del Lenín Moreno, al canal Telerama.

 

Demandas conocidas

El gobierno asegura tener información de que los tres rehenes están en condiciones estables. Sin ofrecer detalles, el ministro de Interior César Navas afirmó que estaba al tanto de las demandas de los captores, y añadió que el gobierno sigue “trabajando” en ello.

“Nos satisface tener noticias de que están estables en condiciones tan difíciles que están pasando”, dijo este martes.  Ortega y sus compañeros fueron secuestrados mientras realizaban reportajes en el poblado fronterizo de Mataje.

El Ejército colombiano señaló a los disidentes que comanda el ecuatoriano Walter Artízala, conocido como Guacho, como los responsables del secuestro. Sin embargo el general Alberto Mejía, comandante de las Fuerzas Militares, aseguró no tener evidencia de que los secuestrados hubieran sido trasladados a territorio colombiano.

En el video difundido este martes, uno de los secuestrados sugiere que están fuera de Ecuador. El gobierno colombiano ha declinado referirse al caso. Guacho es uno de los hombres más buscados tanto en Colombia como en Ecuador y está al frente de un grupo de entre 70 y 80 hombres.

El líder del grupo Oliver Sinisterra se mueve entre ambos países por un área selvática que sirve de ruta para el tráfico de drogas. Ecuador también lo señala de estar tras unos inusuales ataques a la fuerza pública en la zona limítrofe, que deja desde enero tres militares muertos y 43 heridos entre uniformados y civiles.

Las familias de los secuestrados invocaron la ayuda del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR). “Ellos tienen experiencia, han trabajado en este campo en algunas otras circunstancias y creo que es positivo para darle el empuje que necesitamos este momento” para obtener la liberación, dijo Ricardo Rivas, hermano del fotógrafo.

Etiquetas: