Viernes 21 DE Septiembre DE 2018
Mundo

Oficialista Carlos Alvarado será el próximo presidente de Costa Rica

Unos 3,3 millones de costarricenses estaban convocados a las urnas en 6.600 centros electorales, en una jornada que transcurrió en calma pese al clima de división por las ideas contrapuestas de los aspirantes, en los que el predicador evangélico se opuso al matrimonio homosexual, mientras su adversario defendió ese derecho.

Fecha de publicación: 01-04-18
El nuevo mandatario costarricense asumirá la presidencia por un período de cuatro años a partir del 8 de mayo. Por: DPA
Más noticias que te pueden interesar

El candidato oficialista Carlos Alvarado, del Partido Acción Ciudadana (PAC), ganó hoy la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Costa Rica con más del 66 por ciento de los votos, informó el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) tras el recuento del 90,62 por ciento de los sufragios.

De acuerdo con el recuento, Carlos Alvarado, de 38 años, quien fue director ejecutivo del Instituto Mixto Social y ministro de Trabajo en el actual Gobierno de Luis Guillermo Solís, obtuvo el 66,91 por ciento de los sufragios, mientras que su contrincante, el predicador evangélico Fabricio Alvarado, quien se había impuesto por poco margen en la primera vuelta de febrero con el Partido Restauración Nacional (PRN), sacó el 33,09 por ciento de los votos.

Poco después de conocerse los resultados, el predicador reconoció públicamente la derrota. “No estamos tristes, hemos hecho historia”, dijo mientras se arrodillaba ante cientos de seguidores. “Dije que nunca me avergüenzo de amar a Dios. Pase lo que pase, Dios es la gloria”, espetó el periodista, diputado y cantante de música cristiana, de 43 años, considerado un ultraconservador y un fundamentalista religioso.

La campaña presidencial se llevó a cabo en medio de una gran polarización por el debate sobre los derechos de los homosexuales. El predicador estaba en contra del matrimonio entre las personas del mismo sexo, la fecundación in vitro o la aplicación de guías sexuales en centros de enseñanza media, entre otros temas.

El oficialista Alvarado, en cambio, comunicador, politólogo y cantante de rock, tiene una visión opuesta en lo que se refiere a derechos igualitarios, especialmente en torno a las personas LGTBI (lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales), incluido el derecho al matrimonio.

El debate había surgido en Costa Rica a raíz de una resolución de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH), que en enero ordenó a todos sus estados miembro garantizar los derechos de la población LGBTI, entre ellos el matrimonio entre parejas del mismo sexo.

Las diferencias entre los dos Alvarado los catapultaron en las preferencias del electorado, cuando poco antes de la primera vuelta ambos aparecían en los sondeos sin posibilidades de llegar a la presidencia.

Fabricio Alvarado había ganado la primera ronda, pero sin el mínimo de 40 por ciento necesario para ser elegido.

Etiquetas: