Sábado 17 DE Noviembre DE 2018
Mundo

Autor de la masacre de Orlando quiso atacar Disney World

Fecha de publicación: 29-03-18
Más noticias que te pueden interesar

Orlando. Omar Mateen, el autor de la masacre en Orlando en junio del 2016 originalmente quiso atacar Disney World pero entró en pánico al ver la presencia policial y por lo tanto enfiló sus armas contra el club gay, dijeron el miércoles los fiscales.

Las declaraciones se produjeron durante el juicio a Noor Salman, la viuda de Omar Mateen, el autor de la matanza en el club nocturno Pulse. Salman, de 31 años, está acusada de ayudar a su marido a perpetrar el asalto que dejó 49 muertos. Los cargos incluyen obstrucción de justicia y prestar asistencia a una organización terrorista.

“Las acciones de la acusada no necesariamente tienen que ser las mismas que las de su esposo”, dijo al jurado la fiscal Sara Sweeney.

Los abogados defensores han descrito a Salman como una mujer simple de poca inteligencia que era abusada por su esposo y que ignoraba sus fatales designios porque él no le contaba nada de su vida. La defensa presentará el miércoles sus argumentos de cierre.

Sweeney sostuvo que Salman no sabía que Mateen iba al club nocturno Pulse la noche del crimen pues ella pensaba que él se dirigía a Disney World. La pareja había ido a Disney pocos días antes, según dijo la mujer a las autoridades federales.

“El objetivo de ese ataque terrorista no era en club nocturno Pulse”, expresó Sweeney. “Era Disney World“.

Sweeney mostró un video de vigilancia de Disney que muestra Mateen caminando por la zona horas antes del ataque en Pulse. En el video se le ve a Mateen mirando hacia atrás, hacia unos policías que caminaban por la zona.

“Tuvo que buscar otro objetivo”, dijo la fiscal.

Sweeney manifestó que Salman “mostró a sabiendas conducta engañosa” cuando le habló a habló al FBI en las horas posteriores a la masacre.

Según la fiscalía, la mujer explicó que su marido no usaba Internet en casa, lo cual no era cierto. También dijo a los detectives que Mateen había desactivado su cuenta de Facebook en el 2013, pero se halló que la mantenía activa hasta pocos días antes de la masacre y estaba vinculado a su esposa. Ella sostuvo que él tenía una sola pistola cuando en realidad tenía tres, y que él no albergaba ideologías islámicas extremistas cuando en realidad él pasaba horas viendo videos del grupo Estado Islámico, y videos en que islamistas decapitan a sus víctimas.

TOMADO DE ELCOMERCIO.PE

Etiquetas: