Miércoles 20 DE Junio DE 2018
Mundo

Gina Haspel se convierte en la primera mujer al mando de la CIA

La oficial de carrera en la Agencia Central de Inteligencia desde 1985, nombrada hoy como su máxima responsable.

Fecha de publicación: 13-03-18
Por: Luisa Paredes El Periódico
Más noticias que te pueden interesar

Gina Haspel fue nombrada este martes directora de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés), convirtiéndose en la primera mujer en asumir ese cargo. El presidente Donald Trump hizo el anuncio por medio de su cuenta de Twitter luego de revelar que Rex Tillerson sería removido como Secretario de Estado y reemplazado por Mike Pompeo, quien fungía como director de la institución de espionaje.
En Washington ella ocupó cargos de alta dirección, incluida la subdirección del Servicio Nacional Clandestino, subdirectora del Servicio Nacional Clandestino para Inteligencia Extranjera y Acción Encubierta y Jefa de Gabinete del director del Servicio Nacional Clandestino.

“Gina Haspel será la nueva directora de la CIA, y la primera mujer escogida para ello”, escribió el mandatario en la red social. Además, del perfil registrado en el portal digital de la Agencia se conoce que es una oficial de Inteligencia de carrera que se unió a la CIA en 1985. Tiene amplia experiencia en el extranjero y se desempeñó como Jefe de Estación en varias de sus tareas.

Juramentada el 7 de febrero de 2017 como Directora Adjunta de la CIA se convirtió también en la primera mujer en llegar a un alto cargo en la agencia. Asistía en la gestión de recopilación de inteligencia, análisis, acción encubierta, contrainteligencia y relaciones de enlace con servicios extranjeros.

Haspel es galardonada con el Premio George H. W. Bush a la Excelencia en Contraterrorismo; el Premio Donovan; la Medalla de Inteligencia al Mérito y el Premio de Rango Presidencial, el más prestigioso dentro del servicio civil federal.
Según agencias internacionales, la funcionaria tuvo un papel relevante en las prácticas de interrogatorios a sospechosos de actos terroristas tras los atentados del 11 de septiembre. Reportes la señalaron de dirigir una prisión secreta en Tailandia donde fueron detenidos supuestos miembros de Al Qaeda.