Domingo 24 DE Marzo DE 2019
Mundo

El yerno de Donald Trump se sitúa en la cuerda floja

Cercado por el fiscal especial y rechazado por el núcleo duro de la Casa Blanca, Jared Kushner se ha vuelto el eslabón débil del entorno presidencial.

Fecha de publicación: 01-03-18
Imagen de archivo de Jared Kushner en una reunión en la Casa Blanca, el pasado 13 de febrero. Por: EL PAÍS/AFP
Más noticias que te pueden interesar

Jared Kushner vuelve a balancearse en la cuerda floja. Las sombras que se ciernen sobre el yerno y asesor del presidente Donald Trump motivaron su expulsión de la reunión de inteligencia de la Casa Blanca y multiplican las dudas sobre su futuro.

Hasta ahora, Kushner tenía a su alcance la información más confidencial, aunque de forma temporal. En declaraciones bajo condición de anonimato, dos fuentes confirmaron la información del medio Politico, según la cual, Jared Kushner ya no tiene acceso a la información “altamente clasificada”.

Según el Washington Post, los contactos de Kushner con ciertos dirigentes extranjeros suscitaron inquietudes en la Casa Blanca. En su contra juega, el descubrimiento de que, ante su falta de experiencia y sus deudas familiares, México, China, Israel y Emiratos Árabes Unidos planearon manipularle en favor de sus intereses.

Sobre Kushner convergen todas las presiones y difícilmente seguiría en pie si no fuera por el apoyo que aún le brinda el presidente. Pero su poder ya no es el de antaño. Nada más ocupar el cargo, el jefe de gabinete, el general John Kelly, le cortó el hilo directo que mantenía con Trump y que le permitía entrar cuando quisiera en el Despacho Oval. Debilitado, tampoco le ayudan los escasos resultados de sus gestiones en Oriente Próximo ni sus actuaciones al margen del secretario de Estado, Rex Tillerson, y el cuerpo diplomático.

Las dudas sobre su capacidad política se agigantaron al descubrirse la red de contactos exteriores que ha mantenido al margen del Consejo de Seguridad Nacional.  En sus seguimientos, los servicios de inteligencia sacaron a la luz una llamadas y reuniones al más alto nivel de las que Kushner no había informado.

Se trata de vínculos con países cuyos altos cargos, según reveló The Washington Post, discutieron en privado sobre cómo influir en el yerno de Trump. Los asuntos tratados no han sido hechos públicos, pero para cualquiera de estos gobiernos la relación  con  EE. UU. es vital: México, por el Tratado de Libre Comercio; China, por la rivalidad comercial y geoestratégica, e Israel, por su propia supervivencia.

Aunque no trascendió si llegaron a manipular a Kushner, se ha sabido que los Emiratos Árabes Unidos revisaron la situación de sus negocios familiares y que detectaron su debilidad a raíz de una operación inmobiliaria en Manhattan que ha generado una deuda de 1.2 millardos que vence en enero próximo.

 

Acceso denegado

La Casa Blanca informó el pasado viernes a todos los altos cargos con la máxima credencial de seguridad interina (de la categoría Top Secret/SCI) que su permiso sería rebajado un escalafón hasta el nivel Secret, según la publicación Politico. Eso excluye, por ejemplo, a Jared Kushner de la sesión diaria que atiende un pequeño número de funcionarios, junto al presidente, sobre información clasificada de inteligencia, como las misiones secretas de la CIA. El nombre de Kushner también apareció en la investigación del FBI, ahora en manos del fiscal especial, Robert Mueller, sobre la posible colusión entre el equipo de campaña de Trump y Rusia. –EL PAÍS/AFP

Etiquetas: