Viernes 16 DE Noviembre DE 2018
Mundo

Jueza estadounidense ordena mantener preso al expresidente panameño Ricardo Martinelli

Fecha de publicación: 14-02-18
Por: dpa
Más noticias que te pueden interesar

Justicia de su país lo sindica de haber espiado con fondos públicos entre 2009 y 2014 a políticos de la oposición mientras estaba en el poder, por lo cual ha solicitado que se le extradite.

Miami / Ciudad de Panamá – Una jueza estadounidense ordenó hoy mantener en prisión al expresidente de Panamá, Ricardo Martinelli, pedido en extradición por su país por un caso de escuchas ilegales, y revirtió así la posibilidad de que recibiera el beneficio de la prisión domiciliaria.

La magistrada de la Corte del Distrito Sur de Florida a cargo del caso, Marcia Cooke, aceptó la petición de la Fiscalía y determinó que el ex mandatario, que gobernó entre 2009 y 2014, debe permanecer en un centro penitenciario para garantizar una eventual extradición.

“Considero que el factor de interés público pesa a favor de una suspensión (de la libertad bajo fianza), ya que el público tiene un interés válido en que los Estados Unidos  cumplan con sus obligaciones contractuales”, indicó el texto.

Versiones periodísticas afirmaron este martes que la jueza concedería a Martinelli la prisión domiciliaria a cambio del pago de una millonaria fianza, tal y como lo plantearon sus abogados.

El ex mandatario, de 65 años, fue arrestado hace ocho meses en Miami en virtud de una orden de detención en su contra emitida por Interpol a petición de la justicia de Panamá. Martinelli se había negado a comparecer ante los tribunales de su país.

Desde su arresto ha estado encarcelado preventivamente y, tras la aprobación de su extradición en agosto pasado, está a la espera del pronunciamiento del Departamento de Estado norteamericano para que se haga efectiva.

Martinelli llegó en 2015 a Miami tras haber estado un tiempo en paradero desconocido. Abandonó su país el día en el que la justicia panameña abrió la primera causa penal contra él. En EE. UU.  pidió asilo político asegurando que es un perseguido del Gobierno de su sucesor, Juan Carlos Varela.

El expresidente está acusado en su país de haber espiado con fondos públicos a políticos de la oposición mientras estaba en el poder.

Etiquetas: