Miércoles 19 DE Septiembre DE 2018
Mundo

Trump y Tillerson: dos discursos diferentes

El mandatario estadounidense vincula al narcotráfico con el paso de migrantes. Mientras el Secretario de Estado reconoce la responsabilidad de EE. UU. por ser un mercado para las drogas.

Fecha de publicación: 04-02-18
p Donald Trump junto a Rex Tillerson, el pasado 29 de enero en Washington. Por: AFP
Más noticias que te pueden interesar

El presidente Donald Trump y el secretario de Estado Rex Tillerson trataron el viernes, en discursos separados, los temas del tráfico de drogas y de los migrantes en la frontera con México.

Pero la diferencia notable en el tono usado por uno y otro hace que muchos se pregunten ¿quién habla en nombre de Estados Unidos?

En una reunión con guardias fronterizos en Virginia (EE. UU.), Trump pidió endurecer las medidas para frenar a los que “penetran desde El Salvador, Guatemala, Honduras, México y de todas partes”.

Tillerson, en cambio, en México, la primera etapa de una gira latinoamericana, conversaba sobre los esfuerzos compartidos para enfrentar al crimen organizado a ambos lados de la frontera.

En el Centro Nacional de la Guardia Fronteriza, Trump escuchó sobre la cooperación con los países latinoamericanos para combatir el tráfico de drogas y el paso de migrantes clandestinos.

Pero su respuesta fue mordaz: “¿Qué hacen México y Colombia y los demás países? Nada ¿De verdad piensan que lo intentan? Inundan de drogas a nuestro país y se ríen de nosotros”.

De manera explícita, vinculó a las bandas del narcotráfico en Estados Unidos con los migrantes que cruzan por la frontera con México y aseguró que ese es el motivo por el cual busca reformar la ley migratoria.

Mientras Trump pronunciaba esas palabras, Tillerson mantuvo una reunión trilateral con sus pares de México, Luis Videgaray, y de Canadá, Christia Freeland, en la que abordaron el tema comercial y de seguridad en la frontera, así como las preocupaciones por las normas migratorias.

Tillerson destacó la necesidad de combatir a “los grupos trasnacionales del crimen organizado” y reconoció que Estados Unidos tiene una responsabilidad por ser un mercado para las drogas y por el tráfico de armas que llega a los carteles en América Latina.

Y, a diferencia de Trump, elogió a México. “Hay un esfuerzo conjunto, activo y vigoroso, que vamos a mantener hasta que hayamos resuelto el problema”, dijo a la prensa.

Uno de los funcionarios estadounidenses que acompaña a Tillerson en esta gira latinoamericana comentó en el avión que llevó ayer a Argentina que las declaraciones del presidente “no ayudan”. Aunque no critican directamente al presidente, los asistentes del departamento de Estado subrayaron que el discurso positivo de Tillerson refleja la política exterior de Estados Unidos.

Al referirse a las palabras de Trump, el subsecretario Steve Goldstein dijo que “personas diferentes hablan de manera diferente, pero la política no ha cambiado”.

Pese a que la reforma migratoria no le compete, Tillerson, en representación de Estados Unidos durante su visita a México, sintió la necesidad de reconocer “el valor” de los migrantes y dijo que es doloroso para ellos vivir en la incertidumbre.

Etiquetas: