Sábado 22 DE Septiembre DE 2018
Mundo

“Fidelito”, el hijo científico de Fidel Castro 

El primogénito del líder cubano se suicidó. Padecía una fuerte depresión.

Fecha de publicación: 01-02-18
Imagen de archivo, de junio de 2016, de Fidel Castro Díaz-Balart. FOTO: AFP/ADALBERTO ROQUE Por: DPA
Más noticias que te pueden interesar

La pasión por la ciencia del ex presidente cubano Fidel Castro encontró a su mejor discípulo en su hijo mayor Fidel Castro Díaz-Balart, que fue unos de los mayores especialistas en energía nuclear en la isla.

El primogénito de Fidel Castro se encontraba en un “estado depresivo profundo” y este jueves se suicidó a los 68 años en La Habana, publicaron los medios oficiales cubanos.

La publicación de la información de su muerte en los medios oficiales generó asombro en la isla, porque no es habitual informar sobre detalles de los fallecimientos, especialmente cuando son suicidios.

Nacido en La Habana el 1 de septiembre de 1949, Castro Díaz-Balart fue el único hijo del matrimonio de Fidel Castro con Mirta Díaz-Balart, una joven de la aristocracia cubana con la que se casó antes de comenzar su lucha revolucionaria contra la dictadura de Fulgencio Batista.

Estudió en el Instituto Superior de Ciencia y Tecnología Nucleares de la antigua Unión Soviética con el nombre falso de José Raúl Fernández, para garantizar su seguridad.

Después de graduado estuvo al frente del programa nuclear cubano, pero nunca ocupó un cargo político en el Gobierno de la isla.

Fue secretario ejecutivo de la Comisión de la Energía Atómica de Cuba desde 1980 hasta 1992, cuando fue destituido del cargo por su propio padre por “ineficiencia en el desempeño de sus funciones”.

Castro Díaz-Balart representó a Cuba ante el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) y presidió el Grupo de Coordinación de los Países No Alineados para los usos pacíficos de la Energía Atómica.

A su cargo estuvo la inconclusa construcción de la central nuclear de Jaraguá en Cienfuegos, en el centro del país, que con asesoría soviética pudo haber sido la primera instalación de este tipo en Cuba.

Castro Díaz-Balart era conocido popularmente en la isla como “Fidelito” por su gran parecido físico con su padre, de fuerte corpulencia y con la característica barba, por lo que era fácilmente reconocible.

Mantuvo su vida familiar en la intimidad, dejándola fuera del foco público. Estuvo casado con la rusa Natasha Smirnova, con la que tuvo tres hijos: Mirta María, Fidel Antonio y José Raúl. Posteriormente se divorció y contrajo un nuevo matrimonio.

Por parte materna era familiar de varios congresistas cubano-americanos, como los hermanos Lincoln y Mario Díaz-Balart, que desde Miami se han caracterizado por su fuerte discurso anticastrista.

La última vez que se le había visto en público fue en agosto de 2017 en La Habana, durante la investidura como miembro de la Academia de Ciencias de Cuba del premio Nobel de Química Peter Agre.

Al momento de su fallecimiento, Castro Díaz-Balart se desempeñaba como asesor científico del Consejo de Estado y vicepresidente de la Academia de Ciencias de Cuba.

Sus funerales serán organizados en el ámbito familiar, publicaron los medios oficiales tras dar a conocer el fallecimiento.

Etiquetas: