Miércoles 19 DE Septiembre DE 2018
Mundo

Santos suspende negociación con el ELN por atentados

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, suspendió este lunes por tiempo indefinido la quinta ronda de negociaciones entre su Gobierno y el ELN a raíz de los atentados cometidos el pasado fin de semana por ese grupo guerrillero.

Fecha de publicación: 29-01-18
Por: AFP/DPA
Más noticias que te pueden interesar

Cristiana, guevarista y con un largo historial de secuestros y ataques petroleros, el ELN, la última guerrilla activa de Colombia, ha fracasado en sus negociaciones de paz con los gobiernos de Colombia en el último cuarto de siglo.

Con el de Juan Manuel Santos pactó su primer alto al fuego bilateral, pero tras el fin de esa tregua a comienzos de año, los ataques que dejaron siete policías muertos el fin de semana provocaron que el gobierno congelara los diálogos de Quito.

Estos son algunos momentos clave en la trayectoria del Ejército de Liberación Nacional (ELN):

Orígenes

El 4 de julio de 1964 un grupo de sindicalistas, estudiantes y campesinos se lanzó a la aventura guerrillera a la cabeza de Fabio Vásquez Castaño. Bajo el influjo de la Revolución cubana, y del mítico Ernesto ‘Che’ Guevara, nacía el ELN.

Seis meses después realiza su primera acción militar: la toma de Simacota, un pueblo del noreste de Colombia, donde mata a cinco uniformados. En 1965 se une a sus filas el cura colombiano Camilo Torres (1929-1966), quien murió cuatro meses después en uno de sus primeros combates.

Camilo es el pionero de la confluencia del catolicismo y el marxismo en la lucha rebelde, dijo el politólogo Darío Villamizar, autor de “Las guerrillas de Colombia”.

Además de Camilo, se sumaron tres sacerdotes españoles, uno de los cuales, Manuel Pérez (1943-1998), llegó a comandar la organización.

Exponentes de la Teología de la Liberación, corriente que reivindica la lucha a favor de los pobres, estos religiosos marcaron la identidad de los rebeldes.

Revés

El ejército lanzó entre agosto y octubre de 1973 la operación Anorí contra el ELN. Manuel y Antonio Vásquez Castaño, hermanos del líder y fundador, mueren junto con decenas de rebeldes. Fabio Castaño, un líder implacable que ordena purgas, es despojado del mando y se refugia en Cuba.

Esa derrota es “un golpe de realidad”, pero a partir de allí la guerrilla asume que no puede ser aniquilada, según Víctor De Currea-Lugo, autor del libro sobre el ELN “Historias de guerra para tiempos de paz”.

La Revolución cubana, Camilo Torres y Anorí “son los tres sellos históricos del ELN”, agrega.

Reestructuración

Los sacerdotes españoles lideran la reestructuración de la guerrilla, que resurge con fuerza.

En 1983 se nombra una nueva dirección encabezada por Manuel Pérez, y al año siguiente el ELN ataca por primera vez el oleoducto Caño Limón Coveñas.

El grupo guevarista, que desde entonces aboga por la nacionalización de los recursos naturales, obtiene importantes recursos de la extorsión a trasnacionales, el secuestro de civiles, incluidos extranjeros, y más adelante de los narcocultivos.

Nicolás Rodríguez Bautista, “Gabino”, quien ingresó al ELN a los 14 años, pasa a encabezar el ELN tras la muerte por causas naturales del cura Pérez en 1998.

El ELN se atribuyó un atentado con explosivos cometido el sábado pasado contra una estación de la Policía Nacional en Barranquilla, que dejó cinco uniformados muertos y 41 heridos. AFP PHOTO / Jose TORRES

Golpes y perdones

En octubre de 1989 el ELN asesina a monseñor Jesús Jaramillo en el petrolero departamento de Arauca, acusándolo de colaborar con militares.

Fue un “error”, admitiría años después Pablo Beltrán, jefe negociador de la guerrilla.

No sería su único ‘mea culpa’. Ochenta pobladores mueren por la voladura de un oleoducto en Machuca (Antioquia) en 1998, en una acción que el ELN consideró daño colateral.

En 1999 secuestra un avión de Avianca con 46 pasajeros y, en otra espectacular acción, se lleva a unos 200 feligreses de la iglesia La María, cerca de la ciudad de Cali.

Los rehenes son liberados paulatinamente, varios de ellos tras el pago de rescates. La ONG País Libre calcula que hasta 130 secuestrados han desaparecido en manos del ELN.

Agentes de la policía y familiares asisten al funeral de sus compañeros fallecidos en el ataque con bomba en Barranquilla.
JOSE TORRES / AFP

Negociaciones fallidas

El ELN, las FARC y el EPL, agrupados en la Coordinadora Guerrillera Simón Bolivar, intentan negociar la paz con el gobierno de César Gaviria (1990-94).

El diálogo en Caracas y Tlaxcala (México) no prosperó. Ya por separado, el ELN sostuvo fallidas conversaciones con los gobiernos de Ernesto Samper (1994-98), Andrés Pastrana (1998-2002) y Álvaro Uribe (2002-2010).

En 2014 el ELN inició acercamientos secretos con el gobierno de Santos, quien concluirá en agosto su segundo mandato tras sellar la paz con las FARC, hoy desarmadas y convertidas en partido político, y obtener el premio Nobel de paz 2016.

El 2 de febrero de 2017 se instala la mesa de negociación en Quito. Ocho meses después, los rebeldes se acogen a su primera tregua bilateral, vigente entre el 1 de octubre de 2017 y el pasado 9 de enero.

Al fin de la tregua siguió una avanzada guerrillera que se intensificó con los ataques del fin de semana, ante los que Santos decidió suspender las conversaciones “hasta que no vea coherencia por parte del ELN entre sus palabras y sus acciones”.

Etiquetas: