Jueves 15 DE Noviembre DE 2018
Mundo

Pleno evalúa moción de vacancia para el Presidente

Kuczynski ha sido acusado de cobros de más de US$4.8 millones a través de una de sus empresas vinculadas al caso de la constructora Odebrecht.

Fecha de publicación: 16-12-17
Por: DPA/AFP/EL PAIS
Más noticias que te pueden interesar

 

Veintisiete parlamentarios de cuatro fuerzas del Congreso del Perú presentaron ayer una moción de vacancia (destitución) contra el presidente Pedro Pablo Kuczynski por “incapacidad moral” derivada de sus supuestas mentiras sobre su nexo con la constructora brasileña Odebrecht.

El documento, de cuatro páginas, resume las veces en que Kuczynski supuestamente incurrió en contradicciones al hablar de sus nexos con la gigante brasileña, que esta semana aseguró que tuvo al ahora mandatario como consultor, incluso cuando era ministro en el gobierno de Alejandro Toledo.

“La incapacidad moral es aplicable a aquellas conductas graves que, sin ser delitos ni infracciones de un juicio político, deterioren a tal magnitud la dignidad presidencial. La vacancia por incapacidad moral es una atribución del Congreso que se hace efectivo con el retiro de la confianza parlamentaria”, dice la moción.

Al cierre de esta edición, el presidente del Congreso, Luis Galarreta, tras presidir la audiencia en que se dio lectura a la moción, citó para un nuevo encuentro durante la jornada, en el que se debatiría el fondo del asunto. Según el titular del Legislativo, ese fue el procedimiento acordado por los portavoces de las bancadas.

En la sesión se leyó además la carta mediante la cual Galarreta puso al tanto a Kuczynski sobre la moción, que para prosperar requiere de los votos de 87 de los 130 congresistas.

Entre los firmantes hay 14 miembros del partido derechista radical Fuerza Popular –que por sí solo forma mayoría absoluta–, nueve de la agrupación izquierdista Frente Amplio, dos del partido derechista Aprista Peruano, uno del partido populista Alianza Por el Progreso y un independiente. Esos mismos cuatro partidos suman 96 votos, lo que señala que el pedido de vacancia contaría desde ya con el suficiente apoyo. Además se espera que la organización de izquierda moderada Nuevo Perú también se sume.

Aunque Galarreta no lo especificó, medios periodísticos anticiparon que la votación no sería ayer sino probablemente el martes.

Si la moción prospera, Kuczynski tendrá que dejarle su lugar al vicepresidente, Martín Vizcarra, quien gobernaría hasta julio de 2021, cuando termina el actual mandato.

Kuczynski, de 79 años, aseguró ayer que no abandonará la presidencia del país por el escándalo de corrupción en torno a Odebrecht después de que la constructora brasileña revelase el miércoles un supuesto pago de US$4.8 millones a dos empresas de asesoría vinculadas al mandatario efectuado hace más de una década. El jefe de Estado negó reiteradamente haber trabajado para Odebrecht e incluso la noche del jueves, en un mensaje a la Nación, se mantuvo en que las consultorías sí fueron hechas por empresas suyas o de ex socios pero no por él personalmente.

Odebrecht reveló que abonó casi cinco millones de dólares por asesoramiento a firmas vinculadas al mandatario entre 2004 y 2013.

Del total pagado, US$782  mil dólares fueron a Westfield Capital, firma de Kuczynski, cuando se desempeñaba como ministro de Economía y presidente del Consejo de Ministros del gobierno de Alejandro Toledo (2001-2006). Otros 4.05 millones fueron para First Capital, empresa de un exsocio.

Ante la nación

Pedro Pablo Kuczynski rompió su silencio el jueves en la noche. “La corrupción sistémica pretende amenazar nuestro gobierno y nuestra democracia. Compatriotas: no me voy a dejar amedrentar”, dijo en un mensaje a la nación que duró tres minutos. PPK anunció también que solicitará a la Fiscalía que le levante su secreto bancario para salir de dudas sobre esos pagos. “No voy a abdicar ni a mi honor, ni a mis valores, ni a mis responsabilidades como presidente de todos los peruanos. Estoy dispuesto a defender mi verdad. Nos costó mucho recuperar esta democracia. No la volvamos a perder”, prosiguió.

Puesto en riesgo

Pedro Pablo Kuczynski, arriesga el puesto, con un Congreso dominado por la oposición que amenaza con destituirlo. Para ello, tienen que darse las siguientes condiciones, de acuerdo con la Constitución y el Parlamento.

> Solicitud de destitución –

Una de las causales para “vacar” al presidente es la incapacidad moral para gobernar, estipulada en el artículo 113 de la Constitución, figura a la que apelaría la oposición en este caso. El pedido debe ser presentado al pleno del Congreso por al menos el 20 por ciento de los parlamentarios, en este caso, 26 de un total de 130. El tema se discute como una prioridad.

> Admisión a debate –

Una vez presentado, la siguiente sesión sirve para admitir el pedido a debate. Se requieren de los votos de, 52 legisladores, para que el tema sea discutido.

> Defensa del presidente –

El pedido de destitución se pone a discusión y luego se vota como mínimo tres días después de haber sido admitido a debate. En esa sesión, el presidente tiene derecho a ejercer su legítima defensa, en compañía de su abogado, por una hora.

> Votación calificada –

Para que el presidente sea destituido, se requiere el voto favorable de dos tercios del Congreso, o sea, de 87 legisladores.

> Cambio de mando –

Si el presidente es destituido, el Congreso puede incluso plantear su inhabilitación ejercer cargos públicos. En caso de destitución, Kuczynski debe dejar el mando en manos de su primer vicepresidente, Martín Vizcarra. Recibirá el mandato para gobernar hasta 2021.

> Nuevas elecciones –

Solo si ambos vicepresidentes declinan o no pueden asumir el puesto, el presidente del Congreso, Luis Galarreta, es nombrado como jefe de Estado provisional y está obligado a convocar a elecciones. –AFP

Etiquetas: