Jueves 15 DE Noviembre DE 2018
Mundo

Meade buscará candidatura presidencial del partido PRI

El funcionario será el primer mexicano que sin ser militante del PRI buscará postularse a la presidencia. Analistas afirman que tiene una imagen confiable.

Fecha de publicación: 28-11-17
El ministro de Hacienda de México, José Antonio Meade, ayer durante un acto de anuncio de cambios en el Gabinete, en Ciudad de México. Por: AFP
Más noticias que te pueden interesar

José Antonio Meade, un independiente que ha ocupado tres carteras ministeriales durante la actual administración del PRI en México, anunció ayer que buscará la candidatura a la presidencia del país por el oficialismo en los comicios de 2018.

Meade, hasta ayer responsable de la cartera de Hacienda, dijo que solicitará su registro como precandidato a la presidencia de la república por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), a menos de una semana de que se cumpla el plazo que impone el partido para el registro de interesados en la postulación.

“Lo hago con profunda convicción y emoción, mi único anhelo es servir a mi país y mi gran privilegio ha sido trabajar por México”, dijo Meade, en medio de la ovación de cientos de trabajadores del ministerio que presidió hasta este lunes.

Doctor en economía por la Universidad de Yale y también abogado, Meade representa una apuesta inédita para el otrora todopoderoso PRI, que tras gobernar México ininterrumpidamente por más de 70 años hasta el 2000, ha caído este año a mínimos históricos de popularidad bajo la administración del presidente Enrique Peña Nieto.

Meade, de 48 años, será el primer mexicano que sin ser militante del PRI buscará la candidatura presidencial del partido, algo que estaba prohibido hasta agosto pasado, cuando su asamblea general de la formación cambió sus estatutos en una medida que anticipaba la intención de postular a un independiente.

Imagen confiable

El analista político José Antonio Crespo destacó que el flamante aspirante tiene la virtud de ser alguien confiable y con posibilidades de competir para el presidente Peña Nieto, cuyo voto es decisivo para definir al candidato según la tradición del partido.

“Las ventajas que tiene Meade son la seriedad de su trabajo, el profesionalismo, que puede atraer a muchos sectores y el hecho de no ser priista justamente”, dijo Crespo a la radio local Grupo Fórmula.

Meade ocupó también las carteras de Relaciones Exteriores y Desarrollo Social durante la actual administración, y fue titular de Energía y de Hacienda en el gobierno del expresidente Felipe Calderón (2006-2012), del opositor Partido Acción Nacional.

La renuncia de Meade se efectuó en un acto público donde Peña Nieto lo describió como un hombre “con vocación de servicio y profundo amor a México”.

“Le agradezco su dedicación, su entrega y su compromiso y le deseo el mayor de los éxitos en el proyecto que ha decidido emprender”, dijo Peña Nieto, media hora antes del anuncio de su candidatura.

El reemplazo de Meade en Hacienda será el director de la gigantesca petrolera estatal mexicana Pemex, José González Anaya.

El puesto del PRI

> El PRI está tercero en las encuestas para 2018, pero el Partido Acción Nacional (PAN) está dividido y Meade podría captar votos de sectores de ese partido para la causa del PRI. En el escenario actual el candidato más fuerte para ganar la Presidencia es López Obrador, que ya lo intentó en 2006 y 2012 y lleva más de una década recorriendo el país. Sin embargo, hasta ahora López Obrador no ha tenido ningún rival. La campaña electoral comenzará el 1 de abril. –DPA

Otros aspirantes

La elección interna del PRI se hará el 18 de febrero y se mencionan también otros nombres. El secretario de Educación Aurelio Nuño, tiene aún hasta finales de esta semana para presentar sus credenciales como aspirante. Quien sí se descartó ha sido el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong. Pese a los buenos resultados que le dan las encuestas, las cifras de homicidios, que apuntan al año más violento de México en su historia reciente, son un lastre para sus aspiraciones. –EL PAÍS/DPA

Etiquetas: