[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Mundo

Fiscal especial del caso ruso toca al entorno del presidente Trump


Paul Manafort, exjefe de campaña, y un colaborador son los primeros imputados por una docena de delitos. Un exasesor confiesa haber mentido al FBI.

foto-articulo-Mundo

La investigación de la trama rusa, que busca esclarecer si hubo coordinación entre el equipo electoral de Donald Trump y el Kremlin para influir en las elecciones presidenciales, entró ayer en el terreno de las acusaciones formales señalando a quien fuera uno de los hombres fuertes de Trump, Paul Manafort y a su antiguo socio Rick Gates. Otro exasesor del presidente, George Papadopoulos admitió haber mentido sobre sus contactos con Moscú.

El exdirector de campaña se entregó al FBI junto a un socio suyo, Gates. Los cargos presentados por el fiscal especial Robert Mueller no se refieren a la campaña electoral, sino que se centran en la asesoría a un político ucraniano afín al presidente ruso Vladimir Putin.

El Gobierno estadounidense intentó despegarse de estos casos. La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, enfatizó que los cargos no tienen nada que ver con el presidente ni con su campaña electoral de 2016. A su vez, Sanders también le restó importancia al otro caso, el de Papadopoulos, de quien dijo que era un “voluntario” y no un miembro estable de la campaña.

Manafort fue acusado ayer de 12 cargos que incluyen conspiración contra Estados Unidos en relación con delitos como fraude fiscal, falso testimonio y lavado de dinero, y que se refieren a actividades que datan de 2006, aunque incluyen lavado de dinero durante el año pasado y acusaciones por mentir a los investigadores después de su participación en la campaña de Trump.

Los cargos también son contra Gates. Ambos fueron puestos bajo arresto domiciliario y debieron entregar sus pasaportes, informó la prensa estadounidense. La fianza fue fijada en US$10 millones para Manafort y en US$5 millones para Gates. Ambos se declararon inocentes en una audiencia judicial llevada a cabo ayer, informó la CNN.

Según el documento de la acusación, entre al menos 2006 y 2015, el abogado Manafort, un conocido lobista en Washington, estuvo actuando junto a su socio Gates como agente del Gobierno de Ucrania y del partido de Victor Yanukovych sin haberlo registrado legalmente. Esta actividad, irregular, le generó millones de dólares que ocultó a las autoridades a través de un entramados de cuentas y sociedades. Más de 75 millones se desviaron a cuentas opacas en el extranjero y Manafort blanqueó hasta 18 para comprar una casa y otros bienes y servicios.

Según el diario The New York Times, Gates está bajo la sospecha de haber desempeñado un papel en la creación de empresas fantasma en Chipre por medio de las cuales Manafort habría recibido dinero de políticos y empresarios de Europa del Este.

Manafort, que dirigió la campaña electoral de Trump entre junio y agosto de 2016, ya había sido interrogado por el Comité de Inteligencia del Senado sobre sus contactos con Rusia y entregó documentos a investigadores del Congreso.Dimitió como jefe de campaña de Trump tras ser acusado de haber recibido importantes cantidades de dinero relacionadas con el Gobierno ucraniano del ex presidente prorruso Viktor Yanukovich.

En junio de 2016, Manafort participó en un encuentro de un hijo de Trump, Donald Trump Jr, y su yerno, Jared Kushner, con una abogada rusa, al parecer con la intención de conseguir información dañina para la entonces candidata presidencial demócrata Hillary Clinton.

Cita con rusos

> George Papadopoulos, se declaró culpable de mentir sobre los lazos de esa campaña con Rusia y de entorpecer la investigación del FBI. El exasesor de Trump es acusado de haber intentado usar sus contactos con un profesor ruso y una mujer rusa para organizar reuniones entre la campaña de Trump y funcionarios de Moscú. Al parecer le ofrecían información comprometedora sobre Hillary Clinton. –EL PAÍS

Ridículo

Donald Trump se ocupó de destacar que las acusaciones contra Manafort son por hechos ocurridos antes de que trabajara con él. Asimismo, aseguró que no hubo una “conspiración” con Rusia. “Perdón, pero esto es de hace años, antes de que Paul Manafort fuese parte de la campaña Trump. ¿¿¿¿¿Pero por qué no están la deshonesta Hillary (Clinton) y los demócratas en el foco?????”, tuiteó el presidente. “… Así que, ¡no hay CONSPIRACIÓN!”, agregó.

Un abogado de Manafort, Kevin Downing, apuntó en el mismo sentido y dijo que los cargos contra su cliente eran “ridículos”, al tiempo que destacó la falta de evidencia de conspiración con Rusia. Medios estadounidenses especulan con la posibilidad de que el FBI pueda persuadir a Manafort de que revele informaciones sobre el escándalo en torno a Rusia a cambio de una reducción de su condena. –AFP

“El escándalo real de colusión tiene todo que ver con la campaña de Clinton”,

Sarah Sanders, portavoz de la Casa Blanca, tras versiones sobre pagos que la campaña demócrata hizo por informaciones “sucias” sobre Trump que habrían sido obtenidas en Rusia.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Christian Gutiérrez/elPeriódico
Esto se sabe del hallazgo de dos cuerpos en Villa Nueva
noticia EFE
¿Por qué retiraron obras de Basquiat de subasta de Christie’s?
noticia Christian Gutiérrez/elPeriódico
Exdiputado Linares Beltranena se postula para el cargo de fiscal general


Más en esta sección

Sala decreta apertura de juicio contra la activista Nanci Sinto

otras-noticias

Exigen al Gobierno panameño que cumpla los acuerdos del diálogo

otras-noticias

Confirman cuarto caso de viruela del mono en Guatemala

otras-noticias

Publicidad