Lunes 24 DE Junio DE 2019
Mundo

Carles Puigdemont viaja a Bruselas tras ser denunciado por sedición

Fecha de publicación: 31-10-17
Imagen del pasado 27 de octubre, del expresidente catalán Carles Puigdemont en Barcelona.

AFP –El Gobierno español tomó las riendas del poder en Cataluña sin hallar resistencia del destituido presidente independentista Carles Puigdemont, que ayer viajó a Bruselas después de recibir una querella por rebelión y sedición.

Ayer fue el primer día laborable desde que el Parlamento de Cataluña declaró la independencia el viernes y el gobierno de Mariano Rajoy adoptó medidas destinadas a controlar la región –que gozaba hasta ahora de una amplia autonomía–, dos acciones sin precedentes en la España moderna.

En un ambiente de gran incertidumbre, todos esperaban ver si Puigdemont se resistiría a abandonar el cargo. Durante horas, decenas de periodistas aguardaron su llegada a la sede del gobierno regional en Barcelona. Pero no apareció. ¿Dónde está Puigdemont? era la pregunta en boca de todos.

“Está en Bruselas”, afirmó una fuente gubernamental española. El diario catalán El Periódico dijo que había ido con algunos de sus consejeros (ministros regionales) a pedir asilo político.

El abogado belga Paul Bekaert, experto en temas de asilo, que en el pasado defendió a presuntos miembros de la organización armada vasca ETA, confirmó que había estado en contacto con Puigdemont, pero no que vaya a solicitar asilo. “No se ha decidido nada en este plano”, dijo a la cadena de televisión belga VRT.

El domingo, un ministro belga, separatista flamenco, insinuó que el país podría ofrecer asilo al gobierno independentista catalán, aunque el primer ministro Charles Michel lo desmintió después.

Sin poder confirmar esta información, el abogado de Puigdemont Jaume Alonso-Cuevillas afirmó a la AFP: “A él le pesa mucho que si lo vinieran a detener y lo citan a declarar, pudiera haber protestas y hechos violentos”.

Rebelión y sedición

> La noticia sobre el viaje de Carles Puigdemont a Bruselas saltaba minutos después de que el Fiscal General del Estado español anunciara una querella contra él y su gobierno por varios delitos –entre ellos rebelión y sedición– penados con hasta 30 años de cárcel.

Se les acusa de provocar “una crisis institucional que culminó con la declaración unilateral de independencia realizada con total desprecio a nuestra Constitución”, dijo el fiscal general José Manuel Maza. –AFP