Martes 18 DE Junio DE 2019
Mundo

Miles manifiestan en Barcelona a favor de la unidad de España

Los manifestantes gritan en favor de que Carles Puigdemont acabe en prisión.

 

Fecha de publicación: 09-10-17
Miles de personas marcharon portando la bandera de España ayer, en Barcelona.
Por: EL PAÍS

Una marea humana inundó ayer el centro de Barcelona en defensa de la Constitución y la unidad de España. Bajo el lema Recuperem el seny, la masiva protesta añade una enorme dosis de presión al presidente catalán, Carles Puigdemont, que se plantea hacer mañana en el Parlament una declaración de independencia. Los manifestantes expresaron su rechazo a un posible diálogo y a una mediación si antes no se restablece la ley en Cataluña. La marcha, convocada por Societat Civil Catalana, resultó histórica por su envergadura y lanza un rotundo mensaje al independentismo de que no tiene el monopolio de la calle. “Sin nosotros no hay solución. Oirán nuestra voz: no van a tener otro remedio: ya no vamos a callar más”, recalcó el manifiesto de la convocatoria.

La marcha desbordó por completo las previsiones de los organizadores.

 Portando banderas españolas, con mástiles o a modo de capa, y también muchas senyeras, los manifestantes, expresando el rechazo más firme a una posible ruptura, lanzaron el mensaje al Govern de que no permanecerán impasibles ante una declaración de independencia unilateral e impuesta.

Con el lema Prou! Recuperem el seny (“¡Basta! Recuperemos el sentido común”), la pancarta principal reunió al Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa y a representantes de los partidos constitucionalistas, especialmente del PP —el delegado del Gobierno, Enric Millo; la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, o la presidenta madrileña, Cristina Cifuentes— y de Ciudadanos. Por primera vez, el popular Xavier García Albiol e Inés Arrimadas, líder de la oposición catalana, de Ciudadanos, coincidieron en una marcha. Antes de desfilar, Albiol remarcó la trascendencia histórica de la jornada al equipararla a la movilización masiva por Miguel Ángel Blanco, asesinado por ETA en 1997. El PSC llamó a participar y estuvo representado por su número dos, Salvador Illa y el exministro Josep Borrell.

Los organizadores cifraron la participación en más de un millón de personas, según Álex Ramos, vicepresidente de Societat Civil y militante del PSC. La Guardia Urbana la calculó en 350 mil asistentes, mientras fuentes de la Policía la estimaron en 400 mil personas. La participación supone un salto de gigante con respecto a las movilizaciones contra la secesión de los últimos años en Barcelona. La más numerosa, en 2014, reunió a unas 40 mil personas. El éxito de la convocatoria refuerza la posición del gobierno de Rajoy en su decisión irrevocable de no aceptar una mediación como propone la Generalitat y mucho menos de aceptar un referéndum como desearía la mayoría del soberanismo, empezando por Catalunya en Comú.

 “Gobierno de España; cumpla y haga cumplir la Constitución. Artículo 155 ya!”, decía una pancarta. Además de pedir cárcel para Puigdemont, los manifestantes gritaron: “No somos fachas, somos españoles”.

“La pasión puede ser destructiva y feroz cuando la mueven el fanatismo y el racismo. La peor de todas, la que ha causado más estragos en la historia, es la pasión nacionalista”.

Mario Vargas Llosa, premio nobel de Literatura.