Miércoles 23 DE Octubre DE 2019
Mundo

El Sí gana en referendo soberanista en Cataluña

El resultado abre las puertas a una declaración unilateral de independencia según el jefe del Gobierno Regional.

 

Fecha de publicación: 02-10-17
Policía trata de impedir el acceso a los votantes a un colegio electoral en Barcelona. Bomberos se colocan entre ambos bandos.
Por: DPA / AFP / AP

El turbulento referéndum soberanista celebrado ayer en Cataluña pese a la suspensión de la Justicia y el rechazo del Estado acabó con una victoria del 90 por ciento a favor de la ruptura con España, abriendo así las puertas a que la región declare su independencia, informó ayer el Gobierno catalán.

Al cierre de esta edición, según el portavoz del “Govern”, Jordi Turull, se contaron un total de 2 mil 262 millones de votos pese a las “enormes dificultades” de la jornada, marcada por los graves incidentes entre votantes y policías que tenían orden judicial de impedir la consulta y que dejaron más de 800 heridos.

El recuento del Gobierno catalán registró 2 millones 020 mil 144 votos por el “sí” a la independencia (90.09 por ciento) y 176 mil 565 por el “no” (7.87 por ciento), además de 45 mil 586 votos en blanco (2.03 por ciento) y 20 mil 129 nulos (0.89 por ciento).

Unos 5.34 millones de catalanes estaban llamados a responder ayer a la pregunta: “¿Quiere usted que Cataluña sea un Estado independiente en forma de república?”.

La consulta, suspendida por el Tribunal Constitucional español tras su convocatoria el 6 de septiembre, sufrió diversos golpes policiales y judiciales a su logística que dificultaron su celebración y cuestionaron seriamente su legitimidad. La votación se celebró sin censo o junta electoral.

A esas dificultades se sumaron ayer el cierre de colegios por parte de la Policía –unos 400, según Turull– y los incidentes que marcaron la jornada. La habilitación de un “censo universal” media hora antes de la votación permitió a muchos sufragar en varios locales.

La victoria del “sí” se daba por hecho, porque muchos partidarios del “no” consideraban ilegal la consulta y ni siquiera hicieron campaña. Pese a ello, el jefe del Gobierno regional, Carles Puigdemont, dio por válido el resultado y aclaró que abre las puertas a una declaración unilateral de independencia.

El “Govern” catalán trasladará “los próximos días” al Parlamento regional los resultados de la votación celebrada hoy “para que actúe de acuerdo con aquello previsto en la Ley de Referéndum”, señaló antes de que se conocieran los datos del recuento.

La ley que regula el referéndum, suspendida también por el Constitucional español, establece que el Parlamento catalán debe declarar la independencia en un plazo de 48 horas después de que se conozcan los resultados.

La posible declaración unilateral de independencia por parte de Cataluña abriría un escenario inédito en España y un foco de inestabilidad con consecuencias imprevisibles en Europa, si bien la mayoría de analistas creen que la independencia de la región no contaría con ningún reconocimiento internacional.

Policía se enfrenta a votantes

El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, afirmó ayer que las fuerzas de seguridad “han cumplido con su obligación y con el mandato que tenían de la justicia” para impedir el referendo de independencia catalana.

En un discurso televisado desde el palacio de la Moncloa en Madrid, Rajoy se mostró severo y afirmó que “hoy no ha habido un referéndum de autodeterminación en Cataluña”, agregando que a tenor de lo ocurrido “nuestro Estado de derecho mantiene su fortaleza y su vigencia”.

El líder del gobierno catalán, Carles Puigdemont, al centro, rodeado de miembros de su gabinete.

El dirigente conservador arremetió contra la consulta secesionista. Según él, fue un “ataque premeditado y consciente al que el Estado ha reaccionado con firmeza y con serenidad”.

Igualmente defendió a la Policía y la Guardia Civil, que tenían orden de mantener cerrados los colegios y ayer cargaron –incluso con porras y pelotas de goma– contra manifestantes que querían mantener los centros de votación abiertos. En su intervención, los agentes requisaron urnas y demás material electoral.

“Han cumplido con su obligación y con el mandato que tenían de la justicia”, dijo. Rajoy descargó por otro lado toda la responsabilidad en el ejecutivo secesionista catalán, que convocó el referendo. Por lo menos, 844 civiles y 33 agentes resultaron heridos ante el intento de detener el referendo.

Críticas

> Las críticas a la actuación policial no se hicieron esperar. “Porrazos, empujones, ancianas arrastradas. Lo que está haciendo el PP a nuestra democracia me repugna. Corruptos, hipócritas, inútiles”, escribió en Twitter Pablo Iglesias, líder del partido Podemos, señalando al Partido Popular (PP) de Rajoy. Medios de todo el mundo se hicieron eco del día de furia en Cataluña y algunos líderes europeos admitieron preocupación y reclaman diálogo a Barcelona y Madrid.-DPA

A favor y en contra

> Miles de personas salieron a la calle ayer en Madrid en concentraciones tanto a favor como en contra del referéndum catalán. “Cataluña no está sola”, gritaban por la tarde los manifestantes convocados por las plataformas Marchas de la Dignidad y Coordinadora 25S en la Puerta del Sol a favor de la consulta.

Otras 4 mil, según la Policía Nacional, se movilizaron por la mañana a favor de la unidad de España.

 

Proindependentistas celebran en Barcelona.

19%

Del PIB nacional aporta la región de Cataluña a la economía española.

“Los ciudadanos de Cataluña nos hemos ganado el derecho a tener un Estado independiente”.

Carles Puigdemont, presidente catalán

Claves de la crisis

Los choques entre Policía y votantes en Cataluña culminan una escalada de tensión sin precedentes en la democracia moderna española y agravan una crisis institucional de consecuencias imprevisibles.

¿Por qué convocó Cataluña un referéndum independentista?

– El nacionalismo histórico en Cataluña vivió en los últimos años un auge debido en parte a dos catalizadores: el impacto de la crisis económica que sacudió España desde 2009 y la sensación de afrenta cuando el Tribunal Constitucional español anuló en 2010 algunos puntos del nuevo Estatuto de Autonomía catalán.

Aprovechando ese clima, Carles Puigdemont llegó al Gobierno catalán el año pasado prometiendo un referéndum en el que la región pudiera decidir sobre su independencia de España.

¿Es legal y legítima la votación?

– Más allá de la suspensión de la Justicia, el referéndum catalán ofrece dudas de legitimidad por los numerosos golpes logísticos que sufrió los últimos días.

Sin reconocimiento internacional, junta electoral o participación mínima para validar el resultado, el “Govern” anunció ayer a último momento un “censo universal” para que cualquier ciudadano pudiera votar en cualquier local. Entidades contrarias a la independencia y medios españoles mostraron imágenes de personas votando dos veces o urnas que parecían llegar a locales con papeletas dentro.

¿Qué puede ocurrir ahora?

– Ante el triunfo del “sí”, Cataluña puede declarar la independencia en un plazo de 48 horas después de ofrecer los resultados. Esa declaración carecería de reconocimiento internacional y quedaría marcada por las circunstancias de la votación, incluyendo los problemas logísticos y la jornada de ayer. Es probable que el Gobierno catalán priorice el diálogo con Madrid o convoque a elecciones anticipadas.