Viernes 16 DE Noviembre DE 2018
Mundo

Corea del Norte acusa a Trump de “declarar la guerra”

La Casa Blanca niega haya declarado la guerraa Pyongyang. Seúl urge a EE. UU. evite una mayor escalada de las tensiones.

 

Fecha de publicación: 26-09-17
El canciller norcoreano habló con la prensa a las afueras del hotel Plaza, en Nueva York. Por: AFP/DPA
Más noticias que te pueden interesar

Corea del Norte acusó ayer al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de “declarar la guerra” a ese país al enviar bombarderos cerca de sus costas, una afirmación que la Casa Blanca calificó de “absurda”.

El sábado, Trump tuiteó que el líder norcoreano, Kim Jong-un, y su Gobierno, “no estarán aquí mucho tiempo”. El mismo día, Washington envió varios bombarderos de largo alcance desde la isla de Guam y aviones de combate al espacio aéreo internacional al este de Corea del Norte, en lo que fue interpretado como una demostración de fuerza.

“Todos los Estados miembro (de la ONU) y el mundo entero deberían recordar claramente que fue Estados Unidos el primero en declarar la guerra a nuestro país”, dijo ayer el jefe de la diplomacia norcoreana, Ri Yong-ho, a periodistas en Nueva York.

“Desde que Estados Unidos declaró la guerra a nuestro país, tenemos todo el derecho a tomar contramedidas, incluido el derecho a derribar bombarderos estadounidenses aunque no estén dentro del espacio aéreo de nuestro país”, aseguró.

En rueda de prensa, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, no tardó en responder: “No hemos declarado la guerra a Corea del Norte y francamente la sugerencia es absurda”, dijo, recordando que las operaciones militares estadounidense fueron en espacio aéreo y aguas internacionales. “Nunca es conveniente que un país derribe un avión de otro país en espacio aéreo internacional”.

“Tenemos derecho a volar, navegar y operar en cualquier parte del mundo donde esté legalmente permitido”, explicó por su lado el portavoz del Pentágono, Robert Manning. “Si Corea del Norte no pone fin a sus provocaciones le ofreceremos opciones al presidente para lidiar con ella”, dijo Manning en Washington. Sin embargo, no especificó qué opciones se ofrecerán a Trump.

Seúl, en tanto, urgió a Washington a “evitar una mayor escalada de las tensiones”. “Es muy probable que Corea del Norte haga otras provocaciones”, dijo la ministra de Exteriores surcoreana, Kang Kyung-wha, en un discurso en Washington.

“Es imprescindible que nosotros, Corea y Estados Unidos, juntos, manejemos la situación (…) para evitar una mayor escalada de las tensiones o cualquier tipo de choques militares accidentales que pueden salirse rápidamente de control”, apuntó.

Ri ya había rechazado el sábado las recientes declaraciones de Trump contra su país. Estos intercambios verbales, de rara virulencia en la tribuna de una institución que supuestamente garantiza la paz y la seguridad en el mundo, han suscitado numerosos llamamientos a la calma, sobre todo de Moscú.

El canciller ruso Sergei Lavrov, que comparó la situación con “una pelea de jardín de infantes”, advirtió el domingo contra “una catástrofe impredecible” en caso de enfrentamiento entre los dos países y llamó a un enfoque racional y no emocional para resolver la crisis actual.

Agravan tensión

El portavoz de la ONU, Stephane Dujarric, reconoció ayer el caldeado ambiente. “Cuando se agrava la tensión, la retórica también corre el riesgo de errores de cálculo”, que pueden conducir a “malentendidos”, dijo. “La única solución es política”, afirmó.

Ante el cariz que tomaba la escalada, el embajador chino ante la ONU, Lu Jieyi, intentó hacer un llamamiento a la tranquilidad que no hizo sino subir la temperatura: “Queremos que esto se calme. Se está volviendo demasiado peligroso y no le interesa a nadie. Esperamos que ambos vean que no hay otro camino que las negociaciones; la alternativa es el desastre”. –AFP/EL PAÍS

“Trump afirmó que nuestros dirigentes no iban a seguir en el poder por demasiado tiempo. (…) La pregunta de quién va a durar más (en el poder) tendrá pronto una respuesta”.

Ri Yong-ho, canciller norcoreano, ayer en Nueva York.

Etiquetas: