Jueves 15 DE Noviembre DE 2018
Mundo

Texas acepta ayuda de México frente al huracán

Preguntado por si Estados Unidos va a aceptar la ayuda de México, Thomas P. Bossert, asesor del presidente estadounidense para Seguridad Nacional, indicó que no hay razón para no hacerlo.

Fecha de publicación: 02-09-17
Residentes de San Antonio, en el distrito de Clodine, son evacuados por voluntarios. Por: DPA
Más noticias que te pueden interesar

Texas, el estado norteamericano más azotado por el paso del huracán Harvey, aceptó la ayuda que le ofreció México, según manifestó su gobernador, Greg Abbott.

“Tenemos una lista de ayuda y asistencia que se han ofrecido a proveer (México) y que estamos aceptando”, dijo Abbot a preguntas de los periodistas.

Aceptar ayuda extranjera también requeriría superar obstáculos burocráticos que toman tiempo, indicaron anteriormente funcionarios estadounidenses.

El secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson, agradeció por su parte a su homólogo mexicano, Luis Videgaray, la oferta de ayuda al recibirlo en Washington, tratando de eliminar un posible punto de fricción entre las naciones vecinas que se ha complicado por el TLCAN y el muro fronterizo propuesto por el presidente Donald Trump.

“Es muy generoso por parte de México ofrecer ayuda en este muy muy difícil momento”, manifestó Tillerson en el Departamento de Estado, en Washington. “Somos vecinos, somos amigos”, dijo el mexicano.  “Eso es lo que hacen los amigos”.

México ofreció ayuda el domingo –sin concretar entonces cuál– por medio del comunicado con el que su cancillería respondió a nuevos ataques de Trump en Twitter contra el país latinoamericano.

El gobernador de Texas confirmó ya el lunes la oferta mexicana, y en una rueda de prensa en Corpus Christi, la primera localidad en la que impactó Harvey, dijo que él mismo había hablado con funcionarios mexicanos.

“Dijeron (que) lo que necesitemos, que pueden ser embarcaciones, comida”, manifestó. Anteriormente el Gobierno mexicano también brindó ayuda tras el huracán Katrina en 2005 que arrasó Nueva Orleans y dejó más de 1,800 muertos.

En aquel entonces, cerca de dos centenares de militares, médicos y otros trabajadores sanitarios cruzaron la frontera con un convoy militar de 45 vehículos y, en una operación de tres semanas en Texas, atendieron a los desplazados desde Luisiana con agua, comida y atención médica.

Fue la primera vez que el Ejército mexicano cruzó la frontera desde la guerra en la que ambos países se enfrentaron en 1846.

Etiquetas: