Lunes 22 DE Julio DE 2019
Mundo

Diana, un cuento de hadas con final trágico

Desde su compromiso con el príncipe Carlos cuando era una adolescente, a su papel como madre afectuosa, activista y celebridad mundial, la vida de Diana y su trágico final siguen cautivando en todo el mundo.

Fecha de publicación: 27-08-17
Por: AFP/Graphic News

Joven, bonita y divertida, parecía un soplo de aire fresco cuando se casó con el heredero al trono británico en 1981, a los 20 años, después de un romance presentado por el palacio y la prensa como un cuento de hadas.

Pero la amarga ruptura de su relación con Carlos, de la que trascendieron detalles íntimos, sacudió los cimientos de la monarquía y también los suyos. Tras su muerte y en medio de reclamos, “Herida”, Isabel II se resignó a rendir un homenaje a la nuera que nunca quiso, en un mensaje televisado –el segundo en 45 años de reinado–, antes de inclinarse públicamente ante su féretro.

Fue enterrada en la intimidad en Althorp, al noroeste de Londres. Desde entonces descansa en una isla de la que fue su residencia familiar.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Códigos reales

La princesa Diana de Gales, un símbolo del buen vestir, revolucionó los códigos indumentarios de la familia real con la ayuda de grandes diseñadores. “Aprendió rápidamente a usar la moda como instrumento” para “transmitir mensajes y promover causas”, explicó Libby Thompson, comisaria de la exposición ‘Diana: Her Fashion Story’, que puede verse en la que fue su residencia, el palacio londinense de Kensington.

“Éramos tres en este matrimonio, una multitud”. Diana, en 1995, al referirse a su esposo y a Camilla Parker-Bowles.

 

Diana dominaba el arte de llevar el vestido correcto en cada ocasión. Así, usó vestidos negros de noche –un color que la Casa Real reserva para los momentos de duelo– y fue la primera en llevar pantalones en un acto vespertino.

 

Acto de rebeldía

Recientemente, sus hijos Guillermo y Enrique se sinceraron tras años de silencio como parte de un esfuerzo para mantener vivo su legado. Guillermo, segundo en la línea de sucesión al trono de su abuela Isabel II, tenía 15 años cuando murió Diana y Enrique tenía 12. “Es la primera vez que hablamos (públicamente) de ella como madre. Probablemente era demasiado doloroso hasta ahora. Sigue siendo doloroso”, explicó Enrique, que reveló recientemente que hace poco necesitó ayuda psicológica para lidiar con el duelo. “Enrique y yo sentimos intensamente que queremos celebrar su vida”, dijo Guillermo.

“Me gustaría ser la reina de los corazones de la gente pero no me veo como la reina de este país”. Diana, 1995.

 

Para Patrick Jephson, que fue secretario privado de Diana, la decisión de los dos hermanos esconde un punto de rebeldía. “Durante gran parte de las últimas dos décadas, (Diana) fue un nombre que no podía mencionarse en círculos reales”, agregó.

 

Teorías conspirativas

Complot, atentado o flash de los paparazzi. El accidente automovilístico en el que murió la princesa Diana dio lugar a teorías conspirativas, pero dos investigaciones independientes concluyeron que se trató de un trágico accidente.

El Mercedes que llevaba a la princesa Diana se estrelló contra un pilar de cemento en el túnel del Puente del Alma de París. Su pareja, el productor de cine egipcio Dodi Al Fayed, y el chofer, que según la investigación tenía un nivel elevado de alcohol en la sangre, murieron en el acto. Diana fue extraída por los socorristas pero falleció unas horas después. El único sobreviviente fue su guardaespaldas.

“Fue ella la que llamó desde París, no puedo recordar lo que dije (…) pero probablemente lamentaré el resto de mi vida que esa llamada fuese tan corta”. Príncipe Enrique.

 

La justicia francesa abrió una investigación judicial. Nueve fotógrafos y un motorista que seguían a la princesa cuando se produjo el accidente fueron detenidos, pero posteriormente sus casos fueron sobreseídos.

La tesis de un complot, en el que estarían implicados los servicios secretos británicos y el duque de Edimburgo, marido de la reina Isabel II, mantenida por el padre de Dodi, el multimillonario egipcio Mohamed Al Fayed, fue descartada.

Una segunda investigación, esta vez realizada entre 2004 y 2008 en Reino Unido, confirmó que la muerte de Diana se debió a un “trágico accidente”.

Sin embargo, estas investigaciones revelaron que el Mercedes en el que iba la princesa chocó contra un vehículo justo antes del accidente.

Una pareja francesa que estaba cerca del lugar del accidente explicó a la Policía que vio a un Fiat blanco. Unos 3 mil dueños de este tipo de auto fueron interrogados por la Policía pero sin resultados, lo que alimentó las teorías conspirativas. Pero en 2007 el conductor fue identificado. “El Fiat no fue responsable del accidente sino que fue golpeado durante el accidente”, reveló una fuente cercana.

“Era la princesa del pueblo”. Primer ministro británico, Tony Blair, 1997.

 

 

Cifras

1 de cada cuatro británicos se declaraba a favor de la abolición de la monarquía, según un sondeo publicado aquellos días. “Si los Windsor no aprenden la lección, no solo van a enterrar a Diana, sino también su porvenir”, advirtió ‘The Guardian’.

1 millón de personas asistieron al cortejo fúnebre en medio del silencio, apenas interrumpido por los llantos y el lúgubre doblar de las campanas.

2,500 millones de telespectadores siguieron el funeral de Diana.

2 mil invitados, entre ellos Hillary Clinton, Tony Blair, Luciano Pavarotti, Margaret Thatcher y Tom Cruise, asistieron a la ceremonia. Elton John interpretó el tema ‘Candle in the wind’, cuya letra había reescrito especialmente para rendir homenaje a Diana.

 

“Era la princesa del pueblo”. Primer ministro británico, Tony Blair, 1997.