Domingo 15 DE Septiembre DE 2019
Mundo

Chavismo afirma haber evitado un alzamiento militar

Sobrevuelo de helicópteros, barricadas, tanquetas y detonaciones: la tensión se apoderó de Valencia (norte).

 

Fecha de publicación: 07-08-17
Un manifestante grita consignas a oficiales de la Guardia Nacional Bolivariana.
Por: AFP/DPA/EL PAÍS

Un excapitán al mando de 20 hombres, vestidos de camuflaje, intentó durante la madrugada de ayer asaltar un cuartel en Valencia, la segunda mayor ciudad de Venezuela, con 2.1 millones de habitantes, en el centro del país. La Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) logró abortar la rebelión y retomó el control de las instalaciones. El confuso suceso dejó dos muertos y ocho detenidos, de los cuales uno está herido, según informó Nicolás Maduro.

Uno de los capturados es un teniente que desertó hace meses y está “colaborando”, los demás son civiles, detalló.

El asalto llamado Operación David fue comandado por el excapitán de la Guardia Nacional Juan Caguaripano en busca y captura por rebelión y traición desde hace tres años. Caguaripano escapó del enfrentamiento llevándose parte de las armas y municiones de la base de Paramacay, la más importante de blindados de todo el país.

Henrique Capriles (centro) saluda a la destituida fiscal general Luisa Ortega durante el Foro de Defensa de la Democracia.

Las Fuerzas Armadas venezolanas calificaron la incursión como “un ataque paramilitar de tipo terrorista” y aseguraron que se mantienen leales a Maduro.

El mandatario afirmó que en el destacamento hubo “combates” durante unas tres horas y que él estuvo al frente “de la dirección como comandante en jefe” de la Fuerza Armada.

Los alrededores de la base asaltada fueron sobrevolados por helicópteros y custodiados por uniformados en tanquetas.

“Hace una semana les ganamos con votos, y hoy hubo que ganarles con balas al terrorismo”, afirmó Maduro, aludiendo a las elecciones de su Asamblea Constituyente.

El incidente se conoció luego de la difusión en redes sociales de un video grabado supuestamente en la 41 brigada.

Tras el suceso, decenas de personas levantaron barricadas en las cercanías de Valencia, desatándose choques con militares que los dispersaron con gases lacrimógenos y perdigones.

Manifestantes antigubernamentales protestan en Valencia.

Exigen “verdad”

El ministro de Defensa, Vladimir Padrino, restó importancia al hecho, indicando que “forma parte de los planes desestabilizadores” de la oposición para “evitar que se consolide el renacimiento de nuestra república”, en referencia a la Constituyente, blanco de rechazo internacional y denuncias de fraude.

El ministro aseguró que los sujetos capturados confesaron haber sido contratados en los estados de Zulia, Lara y Yaracuy, por activistas de la “extrema derecha venezolana” en conexión con Gobiernos extranjeros.

El presidente del Parlamento venezolano, Julio Borges, exigió al gobierno la verdad sobre este hecho y abstenerse de una “cacería de brujas” contra la oposición.

Un hombre es arrestado durante los enfrentamientos entre activistas antigubernamentales y la Guardia Nacional en Valencia.

El incidente ocurrió horas después de que Leopoldo López, el más emblemático de unos 500 opositores presos, retornara al arresto domiciliario tras cuatro días en una cárcel militar bajo sospecha de fuga.

Reunión de cancilleres

El ministro de Relaciones Exteriores de Perú, Ricardo Luna, anunció que 14 cancilleres latinoamericanos se reunirán mañana en Lima para analizar la crisis que vive Venezuela. Mientras, el presidente de Brasil, Michel Temer, afirmó que después de la suspensión de Venezuela del Mercosur, el bloque espera que el país caribeño “vuelva a la democracia” para recibirlo de vuelta “de brazos abiertos”. –AFP

“En defensa de la Constitución”

Ayer la oposición y desertores chavistas se reunieron en el foro En defensa de la Constitución. “En este país ejercer los derechos se ha convertido en delito”, afirmó la exfiscal general, Luisa Ortega, destituida por la Constituyente.  “No debemos tener miedo a sentarnos de manera intercalada”, afirmó el líder opositor, Henrique Capriles.

Maduro ordenó reforzar la seguridad e inteligencia en todas las unidades militares.

“El ataque terrorista de hoy no es más que un show propagan-dístico, una entelequia, un paso desesperado que forma parte de los planes desestabi-lizadores de la extrema derecha”.

Vladimir Padrino, ministro de la Defensa y general en jefe.

“Este no es un Golpe de Estado sino una acción cívica y militar para restablecer el orden constitucional”.

Juan Caguaripano, excapitán de la Guardia Nacional en un video.

80

Ayuntamientos gobernados por la oposición puso en el punto de mira Nicolás Maduro, después que la Asamblea Constituyente destituyera a la fiscal general, Luisa Ortega. Además del caso más conocido, el alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, en arresto domiciliario, dos ediles han sido condenados a 15 meses de cárcel en las últimas dos semanas y hasta 14 están encausados por permitir las manifestaciones contra el Gobierno desde el pasado 1 de abril.