Viernes 21 DE Septiembre DE 2018
Mundo

Mercosur suspende a Venezuela por “ruptura del orden democrático”

Los cancilleres del Mercosur suspendieron hoy de forma permanente a Venezuela como parte del bloque al considerar que el estado rompió “el orden democrático”, tras la instalación de la Asamblea Constituyente en Caracas.

Fecha de publicación: 05-08-17
Se anunció hoy en Sao Paulo, Brasil que el bloque comercial de América del Sur ha decidido suspender a Venezuela por no seguir las normas democráticas. (AP)
Más noticias que te pueden interesar

Brasilia, 5 ago (dpa) – Los representantes de los cuatros países fundadores del Mercosur – Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay – decidieron aplicar así la cláusula democrática, que determina la suspensión permanente de un país miembro cuando se considera que éste ha roto el orden democrático.

La suspensión del país caribeño se debió porque no fueron “registradas medidas eficaces y oportunas para la restauración del orden democrático por parte de la República Bolivariana de Venezuela“, indicaron los cancilleres en un comunicado.

Sin embargo, puntualizaron que “la suspensión cesará cuando se verifique el pleno restablecimiento del orden democrático en la República Bolivariana de Venezuela“.

Los ministros de Relaciones Exteriores de Brasil, Aloysio Nunes; de Argentina, Jorge Faurie; de Paraguay, Eladio Loizaga y de Uruguay, Rodolfo Nin Novoa, se reunieron hoy en la ciudad brasileña de Sao Paulo para hablar sobre Venezuela.

La declaración conjunta remarcó que “los Estados parte del Mercosur se comprometen a trabajar a favor del restablecimiento del orden democrático en la República Bolivariana de Venezuela y en la búsqueda de una solución negociada y duradera para el bienestar y desarrollo del pueblo venezolano”.

En la conferencia de prensa posterior al encuentro, el canciller brasileño negó que la suspensión se traduzca en la interrupción de los acuerdos económicos y migratorios que el bloque mantiene con Venezuela. Nunes dijo que el país vive “una gravísima crisis económica, social y humanitaria”.

Además recordó que el Mercosur agotó las instancias para que el Gobierno venezolano retomara el diálogo con la oposición. “Es preciso que el diálogo se dé de buena fe, con el objetivo de llegar a una buena solución, de llegar a un Gobierno de transición para el restablecimiento de la democracia”, declaró.

El ministro brasileño también destacó que los protocolos del bloque económico no prevén la expulsión definitiva de un país integrante y que por lo tanto Venezuela puede volver a ser parte si respeta en el futuro sus requisitos democráticos.

“Queremos que Venezuela vuelva, que se reencuentre con la democracia y pueda volver a participar de un organismo que había integrado”, explicó Nunes.

Por su parte, el canciller uruguayo Nin Novoa destacó que la medida “no fue tomada con alegría” y sí en “favor del pueblo venezolano”, mientras que su par paraguayo Loizaga recordó que Venezuela nunca “adhirió al protocolo de derechos humanos” del Mercosur.

Por último, el canciller argentino Faurie declaró que “sin democracia no se es parte del Mercosur”.

Los cancilleres del bloque justificaron su decisión en que el Gobierno de Nicolás Maduro violó las normas de respeto democrático del Mercosur en el proceso de elección de la Asamblea Constituyente y debido a la situación de los opositores detenidos por el Gobierno.

En Caracas, el canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, rechazó hoy como “ilegal” la suspensión de su país del Mercosur. “Nefastos intereses anti integracionistas han convertido al Mercosur en un órgano de persecución política contra Venezuela, al procurar avanzar en una senda de ilegalidad e intolerancia política”, señaló el canciller, que leyó una carta de protesta.

La aplicación del Protocolo de Ushuaia “se fundamenta en falsos supuestos, en presunciones ilegítimas que no se corresponden con los extremos jurídicos”, señaló Arreaza, que la calificó de “improcedente” y “espuria”.

La medida adoptada hoy refuerza las sanciones que pesaban contra Venezuela, que había sido suspendida temporalmente del bloque en diciembre, también acusada de no respetar el orden democrático.

La relación entre Venezuela y el Mercosur se tensó en el año pasado después de que Caracas asumiera a mitad de año la presidencia pro-témpore de forma unilateral y sin apoyo ni reconocimiento de los demás socios.

La elección de la Asamblea Constituyente, que debe elaborar una nueva Carta Magna, ha aumentado el aislamiento regional de Venezuela. Varios países señalaron que no reconocerán al nuevo gremio, que se instaló el viernes, sobre el que pesan también acusaciones de fraude electoral.

Esta es la segunda vez que el Mercosur aplica la cláusula democrática, después de que Paraguay fuera suspendida del bloque en 2012 tras la destitución del presidente de entonces Fernando Lugo. Esa suspensión permitió el ingreso de Venezuela al Mercosur, que había estado trabado en el Congreso paraguayo.

La cláusula democrática está estipulada en el Protocolo de Ushuaia, firmado en 1998 por los integrantes del mercado regional. Prevé la suspensión de todos los órganos del Mercosur de aquel Estado miembro donde se produzca una ruptura del orden democrático, entre otras medidas.

Venezuela ratificó su compromiso con el Protocolo de Ushuaia en 2005, antes de solicitar formalmente su ingreso al Mercosur en 2006 y de su completa integración en el año 2012.

Etiquetas: