lunes 17 julio 2017
Mundo

Opositores votan en plebiscito contra Maduro y su Constituyente

La jornada dejó un muerto en tiroteo contra votantes. La oposición dijo que la participación había superado las expectativas. Mientras, Maduro invitó a la oposición a “un diálogo por la paz”.

La realización de la consulta opositora fue apoyada por parte de la sociedad civil, la Iglesia católica, Naciones Unidas, la OEA, EE. UU. y varios gobiernos. Por: AFP / dpa / diarios venezolanos

Una mujer de 60 años murió y otras tres personas resultaron heridas cuando hombres en motocicletas dispararon contra opositores que votaban en un centro de votación en el popular barrio de Catia (oeste de Caracas), donde la multitud hacía fila para sufragar un plebiscito simbólico contra la Asamblea Constituyente convocada por el presidente Nicolás Maduro.

Las personas salieron huyendo, entre gritos y detonaciones, y se refugiaron en una iglesia cercana. “No había pasado nada grave, ninguna tragedia que lamentar, pero Maduro y su régimen vieron” la afluencia en el plebiscito, dijo la exdiputada María Corina Machado, en rueda de prensa de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), al responsabilizar a grupos armados afines al gobierno.

Al cierre de esta edición, las mesas de votación iban cerrando paulatinamente en Venezuela y en una centena de países, pues aún quedaba gente en fila.  La oposición afirmó que “pronto” daría a conocer los resultados.

Sin el aval del poder electoral, el plebiscito no es vinculante, pero la oposición confía en que el resultado hará palpable el rechazo a la Constituyente para obligar al gobierno a dar marcha atrás.

Pero también los seguidores de Maduro participaron en un simulacro organizado por el Consejo Nacional Electoral (CNE) –acusado de oficialista–, de cara a la elección el 30 de julio de 545 asambleístas de la Constituyente.

La oposición acusa a Maduro de llevar al país a la bancarrota y a una “dictadura” que busca perpetuarse con la Constituyente, mientras que el presidente dice que sus adversarios quieren derrocarlo con ayuda de Estados Unidos.

Ayer, Maduro instó a sus adversarios a no volverse “locos” tras el plebiscito simbólico y a resolver las diferencias “en paz”. “Les pido que le demos una oportunidad a la Constituyente, el único camino para tener paz y recuperar la economía”, expresó el jefe de Estado.

El proceso se realizó en 2 mil 30 puntos en todo el país con 14 mil mesas electorales.

Venezuela vive una convulsión con protestas que dejan casi un centenar de muertos desde el 1 de abril, y una de las peores crisis económicas de su historia, que asfixia a la población con escasez e inflación.

El proyecto de Maduro causó una fractura del chavismo, encabezada por la fiscal general, Luisa Ortega, quien no votó en el plebiscito aunque sí su esposo y diputado chavista Germán Ferrer y otros disidentes.

“Libertad”, “Sí se puede”, coreó un grupo de personas que votaban en un parque frente a la Fiscalía, cuando Ortega acudió a saludarlos.

El líder opositor venezolano Leopoldo López, excarcelado el pasado 8 de julio, votó desde su casa, donde guarda arresto.

La presidenta del CNE, Tibisay Lucena, pidió a la MUD no crear “falsas expectativas” con una “actividad política que no tiene ninguna consecuencia jurídica”. No obstante, Julio Borges, jefe del Parlamento de mayoría opositora, afirmó que la jornada “marcará un antes y un después”.

Definido como un “acto de rebeldía”, la oposición afirma que tras el plebiscito se activará la “hora cero”, la fase decisiva de las protestas, sin descartar una huelga general.

Buscando darle credibilidad, la oposición nombró garantes a cinco rectores universitarios y a expresidentes latinoamericanos.

En el exterior

Decenas de miles de venezolanos en unas 500 ciudades del mundo entre ellos residentes en España, México, Argentina, Brasil, Panamá, Colombia y Chile también acudieron ayer a las urnas para declararse “en rebelión” contra su presidente. “¡Me siento libertadora!”, expresó Mónica Rodríguez en Miami. Los venezolanos llevaban gorras tricolor, banderas y camisetas de la vinotinto, cantaban el himno y declaraban “¡Libertad!, ¡Libertad!”. Algunos se enjugaron las lágrimas tras emitir su voto. “Esto no es una elección, esto es una declaración. Y ellos nos están viendo”, señaló Rosa Tejeiro, de 60 años.-AFP

“El pueblo le ha dado una cachetada de dignidad y moral al Consejo Nacional Electoral. Invitamos a echar el resto para seguir demostrando lo que hemos hecho”.

Carlos Ocariz, alcalde del municipio capitalino de Sucre.

“No se vuelvan locos (…), les hago un llamado para que vuelvan a la paz, a la Constitución, para que se sienten a hablar”.

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela.

70%

De los venezolanos rechaza la iniciativa de la Asamblea Constituyente, según la firma Datanálisis.