[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Mundo

“Lula” da Silva condenado a nueve años y medio de cárcel por corrupción


El exmandatario brasileño defiende su inocencia. Le quedan cuatro juicios pendientes por el caso Lava Jato.

 

 

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva fue condenado ayer a nueve años y medio de cárcel por corrupción debido al caso Lava Jato (Lavado de autos), según sentenció el juez a cargo del proceso, Sérgio Moro.

El exmandatario (2003-2010) podrá, sin embargo, apelar el veredicto en libertad, según la sentencia emitida en primera instancia. La condena, que suma varias penas por cargos de corrupción y lavado de activos, también determina que Lula quede inhabilitado para asumir cargos públicos durante 19 años, el doble de los años de prisión.

Lula, que tiene al menos otros cuatro juicios pendientes por Lava Jato, ha anunciado ya que quiere volver a ser candidato presidencial por su Partido de los Trabajadores (PT, izquierda) en 2018, y según algunos sondeos es el favorito.

El ex Presidente fue declarado ayer culpable de haber aceptado sobornos de la empresa OAS, a través de la reforma de un apartamento de tres pisos en Guarujá, en la costa de Sao Paulo, a cambio de favorecer a la constructora en sus negocios con la petrolera estatal Petrobras. El apartamento, sin embargo, no llegó a estar a su nombre.

“El condenado recibió una ventaja indebida mientras ejercía el cargo de presidente de la república”, señaló Moro en la sentencia de más de 250 páginas emitida en Curitiba, sede de los procesos de Lava Jato. “La responsabilidad de un presidente de la república es enorme y, en consecuencia, también su culpabilidad cuando practica delitos”.

El valor estimado de la reforma del apartamento es cifrado en más de US$3.7 millones (US$1.1 millones). El caso del “tríplex de Guarujá” es el más grave de los varios juicios abiertos contra el carismático exlíder obrero e icono de la izquierda latinoamericana por Lava Jato. Por el apartamento estaba acusada también la esposa de Lula, Marisa Letícia, fallecida en febrero.

Lula aseguró en su defensa que la fiscalía no presentó pruebas de los delitos que se le imputan. En su sentencia, Moro acusó al político de haber intentado intimidar a la corte y subrayó que no decretó prisión preventiva por “prudencia”. “La prudencia recomienda que se espere al juicio de la Corte de Apelación antes de que haya las consecuencias propias de la condena”, escribió el juez.

Lula es el primer jefe de Estado brasileño en ser condenado por delitos ocurridos durante su mandato. Sus compañeros políticos rechazaron ayer la condena.

Involucrados

>Lava Jato es considerada como la operación contra la corrupción más grande de la historia de Brasil. Decenas de políticos están acusados de haber recibido sobornos de empresas interesadas en firmar contratos con el gigante Petrobras. Los “sobrecostos” de esos sobornos eran compensados por las empresas a través del encarecimiento de las obras y servicios prestados al erario público. También el actual mandatario, el conservador Michel Temer, fue denunciado recientemente por investigaciones vinculadas a Lava Jato. –DPA

Conspiración

Lula niega categóricamente los cargos y los atribuye a una conspiración para impedir su candidatura en las presidenciales de octubre de 2018. En las encuestas figura como gran favorito, pese a ser también uno de los políticos con mayor índice de rechazo. Para que su postulación sea bloqueada, deberá ser condenado en segunda instancia. Un proceso de apelación podría tardar un año en definirse, según fuentes que conocen la arena judicial en Curitiba. La dirección del Partido de los Trabajadores (PT) afirmó en un comunicado que la condena de su cofundador “representa un ataque a la democracia y a la Constitución”. A su vez anunció realizará protestas en todo el país.  –AFP

“Lula es inocente y esa condena hiere profundamente a la democracia”.

Dilma Rousseff, expresidenta destituida de Brasil, al acusar a la Justicia de persecución política. Lula fue su mentor político en 2011.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Europa Press
Cómo mitigar la amenaza sobre 855 especies de la expansión urbana
noticia EFE
Once empresas asistieron a la feria turística en España
noticia AFP
Costa Rica legaliza el uso de cannabis medicinal


Más en esta sección

¡Al estilo de “El rey león”! Conoce el nuevo recinto de los leones del zoo La Aurora

otras-noticias

Colección del Museo Nacional de Arte Moderno se va al Archivo General de Centroamérica

otras-noticias

Vicepresidenta argentina Cristina Kirchner, condenada a seis años de prisión por corrupción

otras-noticias

Publicidad