Lunes 24 DE Junio DE 2019
Mundo

Oposición convoca a consulta para decidir sobre Asamblea

Se instalarán unos 1,600 sitios de recolección de votos para el plebiscito en el que los venezolanos podrán apoyar o rechazar la Constituyente propuesta por Maduro.

 

Fecha de publicación: 04-07-17
El presidente de la Asamblea, Julio Borges, al centro a la izquierda, durante la reunión con diferentes sectores de la sociedad civil, ayer en el Teatro de Chacao en Caracas.
Por: AFP/DPA/AP/EL PAÍS

La oposición realizará el 16 de julio un plebiscito simbólico para que los venezolanos decidan si apoyan o rechazan la Constituyente convocada por el presidente Nicolás Maduro, con lo que busca precipitar un desenlace del conflicto.

La consulta, sin la participación del Consejo Nacional Electoral (CNE)

–acusado por la oposición de servir al gobierno–, se celebrará dos semanas antes de la elección de los asambleístas de la Constituyente, un “suprapoder” que regirá al país por un tiempo indeterminado.

En lo que llamaron la “hora cero” en su ofensiva contra Maduro, la oposición anunció el plebiscito que marcará el inicio de un “levantamiento” masivo y simultáneo en todo el país, durante un acto en Caracas con apoyo de varios sectores sociales.

“Convocamos este 16 de julio a elegir el futuro del país en este proceso nacional de decisión soberana”, dijo en su discurso Julio Borges, jefe de Parlamento, de mayoría opositora.

La intención de esta medida sería respaldar con cifras lo que ya se manifiesta en las calles: el rechazo de la mayoría de los venezolanos a la gestión de Maduro, a su proyecto de redactar una nueva Carta Magna y la exigencia de elecciones. El plebiscito también tendría como propósito sumar el respaldo de los venezolanos a la propuesta de renovar “los poderes públicos que se encuentran al margen de la Constitución”, agregó Borges en alusión a las sentencias que desde comienzo del 2016 el Tribunal Supremo de Justicia ha bloqueado al Congreso y un conjunto de fallos recientes en contra la de la fiscal general.

La oposición instalará unos 1,600 sitios de recolección de votos para la consulta, que celebrará en paralelo a las protestas que realiza desde hace tres meses contra Maduro, y que dejan 89 muertos. La dirigente opositora María Corina Machado explicó que instalarán 110 puntos de votación en el exterior para que los ciudadanos puedan pronunciarse.

La oposición considera la Asamblea Constituyente un “fraude” con la que el gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) pretende perpetuarse en el poder y esquivar las elecciones, incluidas las presidenciales de fines de 2018.

El mandatario asegura que las protestas buscan derrocarlo con el apoyo de Estados Unidos y sostiene que la Constituyente traerá “la paz” y “la recuperación económica” al país, sumido en una grave crisis con una inflación descontrolada, escasez de alimentos y medicinas. “Es la solución a los problemas de Venezuela, es la solución porque es más y mejor democracia”, expresó Maduro ayer en un acto de campaña para la Constituyente.

Simbólico

> Para el politólogo Luis Salamanca, el plebiscito es un acto “no vinculante” y “moralmente simbólico” que no detiene la Constituyente, pero “sirve para movilizar a la gente”. El plebiscito será un escenario “para que la gente exprese lo que el régimen no le deja”, añadió Salamanca. –AFP

“Rendirse no es una opción, no perdamos la esperanza, esa es la principal intención de aquellos que quieren adueñarse del país y gobernar sobre las ruinas”.

Luisa Ortega, fiscal general en un video en Twitter.