Domingo 23 DE Septiembre DE 2018
Mundo

CIA advirtió a Obama que Putin quería ayudar a Trump

El exmandatario estadounidense no respondió a la injerencia rusa por temores a ataques durante la jornada electoral.

Fecha de publicación: 24-06-17
El Presidente ruso durante una conversación con su homólogo turco, el pasado jueves. (Mikhail KLIMENTYEV > AFP) Por: AFP/DPA
Más noticias que te pueden interesar

La CIA advirtió al presidente Barack Obama, en agosto de 2016, que el presidente ruso Vladimir Putin había ordenado piratear al Partido Demócrata con el fin de perjudicar a Hillary Clinton y ayudar a Donald Trump, publicó ayer The Washington Post.

Las sospechas ya pesaban contra Rusia en julio de 2016, cuando mensajes robados del Partido Demócrata fueron difundidos por WikiLeaks en la víspera de la convención demócrata.

Pero The Washington Post relata con detalle la advertencia emitida por el servicio de inteligencia de Estados Unidos a la Casa Blanca, varios meses antes de que Washington acusara públicamente, el 7 de octubre de 2016, a los más altos niveles del gobierno ruso de haber fomentado el pirateo informático.

Y no fue hasta enero de 2017 que Estados Unidos acusó al presidente ruso de tratar de desestabilizar el sistema electoral estadounidense, para socavar las posibilidades de Hillary Clinton y ayudar al republicano Donald Trump.

En agosto de 2016, según el periódico, Barack Obama puso a la Casa Blanca en pie de guerra en el mayor secreto, ordenando a sus servicios de inteligencia y de seguridad obtener la máxima información posible y hacer una lista de represalias posibles, desde sanciones económicas hasta ataques cibernéticos.

El Post informa que, el 31 de octubre, un mensaje fue enviado a Moscú por un canal seguro para avisar que cualquier interferencia en la elección del 8 de noviembre sería inaceptable.

Pero el exmandatario se mostró reacio a lanzar una respuesta antes de las elecciones por temor a que Rusia lanzara ataques en la jornada electoral, y a que cualquier acción fuera interpretada políticamente por los republicanos como que él mismo estaba manipulando la votación.

Finalmente, Obama autorizó las sanciones el 29 de diciembre: la expulsión de 35 espías rusos, el cierre de dos residencias diplomáticas rusas en Estados Unidos, y sanciones económicas contra los servicios secretos rusos.

Ayer, el presidente Donald Trump puso en duda la imparcialidad de Robert Mueller, el fiscal especial que investiga la presunta injerencia de Rusia en las elecciones estadounidenses y su campaña electoral.

Durante una entrevista en Canal FOX sobre si Mueller debería abandonar el caso, Trump respondió: “Es un gran, gran amigo de (James) Comey”, su sucesor al frente de la agencia de investigación despedido el 9 de mayo, “lo que es muy molesto”.

El Presidente señaló que Mueller y Comey trabajaron juntos durante la administración Bush, como director del FBI y fiscal general adjunto, y que varias personas contratadas por el fiscal especial “son partidarias de (la excandidata) Hillary Clinton”.

De todas formas, Trump aseguró que Mueller es un “hombre honorable”, por lo que espera que alcance “una solución honorable”. Nombrado por el titular de Justicia del país, Mueller tiene más independencia que un fiscal normal o que el director del FBI para conducir su investigación.

Sin descartar reunión
La Casa Blanca no descarta que el presidente Donald Trump se reúna con su homólogo ruso Vladimir Putin al margen de la cumbre del G20 del 7 y 8 de julio en Alemania, según informó el portavoz Sean Spicer. “En la medida en la que podamos seguir trabajando junto a Rusia para resolver algunos problemas y cooperar, si encontramos disposición, entonces nos gustaría hacerlo”, señaló. –DPA

21
sistemas electorales trataron de infiltrarse piratas informáticos relacionados con Rusia previo a los comicios presidenciales de noviembre. Pero solo lograron ingresar a un “pequeño número” de ellos y no hay pruebas de que se manipularan votos, según reveló un alto cargo del Departametno de Seguridad estadounidense.

Etiquetas: