Lunes 24 DE Septiembre DE 2018
Mundo

Asesino sube foto a Instagram de víctima antes de morir

Una joven mexicana es encontrada muerta, y horas antes de su fallecimiento publicaron una foto suya en Instagram. Su nombre es Luz, de 19 años, víctima de un asesinato.

 

 

Fecha de publicación: 21-06-17
Más noticias que te pueden interesar

Desapareció el 31 de marzo de 2017 y días después su cadáver fue encontrado. Con apenas 19 años, la joven se preparaba para estudiar veterinaria en la universidad. Apenas había realizado los exámenes de admisión.

El día que fue vista por última vez, sus padres y hermano salieron temprano de casa en la Ciudad de México. La muchacha se quedó sola. Cuando la madre regresó encontró a oscuras la residencia, subió a la recámara de su hija y encontró todo en orden, Luz no respondía al celular.

LA FOTO EN INSTAGRAM

A las 11 de la noche de ese mismo día, una extraña foto fue publicada en la cuenta de Instagram de la joven. “Era una fotografía de ángulo raro”. “No aparecía completa la cara de Luz, solo la punta de su nariz, la boca, y los hombros”, dijo la madre al diario mexicano “El Gráfico”. En el pie de foto: “Quiero más fiestas como esta”.

¿CON SU NOVIO?

Al presentar la denuncia de la desaparición de su hija, las autoridades contestaron: “Ni debería preocuparse, probablemente Luz está de luna de miel con su novio”.

La familia tomó la decisión de investigar por su cuenta. Así descubrieron que ese día la joven había ido a comer con el novio, con quien llevaba dos años de relación. Este confirmaría después que Luz había estado con él, pero que tuvieron una pelea y se fue.

EL CADÁVER

El cuerpo de la víctima fue localizado el 8 de abril en Ciudad de México, sin embargo, la familia fue informada hasta el 27 de ese mes. La principal sospecha era que la joven había sido asesinada el mismo día que desapareció.

“Los restos se encontraban en avanzado estado de descomposición. Una radiografía dental y pruebas de ADN confirmaron que se trataba de la muchacha de 19 años”.

EL MISTERIO DE LA BLUSA

Siempre según “El Gráfico”, “días antes del descubrimiento, la madre prestó atención a la fotografía que supuestamente su hija había subido a Instagram la noche que desapareció. Miró y remiró. Algo se le perdía. Hasta que todo se hizo evidente: subió corriendo a la recámara de su hija”.

Revisó las prendas del clóset, y ahí estaba la blusa que Luz llevaba en la foto; lo que la llevó a confirmar que la imagen subida ni siquiera había sido tomada el 31 de marzo y que posiblemente el asesino la había publicado para despistar, “para que no la buscaran y dijeran que se había ido de fiesta”.

“Lo que deja pensar que tal vez el desconocido había publicado esa foto cuando Luz ya había sido asesinada”.

Etiquetas: