Miércoles 14 DE Noviembre DE 2018
Mundo

¿Error fatal? May apostó fuerte en Reino Unido y parece haber perdido

La primera ministra británica, Theresa May, apostó fuerte y probablemente perdió: en las elecciones celebradas hoy en Reino Unido el Partido Conservador podría haber perdido la mayoría parlamentaria de la que gozaba, según lo indican los resultados de boca de urna.

Fecha de publicación: 08-06-17
Por: DPA
Más noticias que te pueden interesar

 

Meses atrás, entusiasmada por los sondeos que le daban un amplio apoyo popular, la política torie se animó a jugar su carta más alta: convocar a elecciones anticipadas para así conseguir una mayoría aun más holgada en el Parlamento que le permitiera manejarse con comodidad en las negociaciones para la salida del país de la Unión Europea, el “Brexit”.

Pero los electores parecen haberle dado una bofetada. El Partido Conservador perdió bancas. Según los resultados de boca de urna, pasó de 330 a 314, una cifra por debajo de las 326 bancas necesarias para tener la mayoría absoluta en la cámara baja.

“Si pierdo tan solo seis bancas, pierdo las elecciones y (el líder laborista) Jeremy Corbyn se sentará en la mesa de negociaciones con Europa”, había asegurado vía Twitter el 20 de mayo, segura de sus cartas.

Los laboristas en cambio ganaron 34 curules, de la mano de un líder que fue subiendo gradualmente en las encuestas hasta quedar a tan sólo algunos puntos de May en los últimos tramos de la campaña.

El panorama apunta ahora a un Parlamento en el que ni conservadores ni laboristas tendrán una mayoría absoluta, un denominado “hung parliament” en el que se necesita recurrir al apoyo de agrupaciones menores. Desde 2010 que no se daba una situación similar, cuando el entonces líder conservador David Cameron tuvo que buscar el respaldo de los liberaldemócratas.

De confirmarse la tendencia, los resultados llevan a cuestionar el papel de liderazgo de May en el Partido Conservador. Después de casi un año en un cargo que asumió tras la dimisión de Cameron, no consiguió unir a la población.

En los últimos meses se la acusó de vacilar y de incluir poco contenido en un paquete con mucho envoltorio, sobre todo en el caso del “Brexit”. La revista “The Economist” llevó en portada una foto suya con el titular: “Theresa Maybe”, “Theresa Quizás”, en un juego de palabras con su apellido.

Esa misma incertidumbre impregnó esta noche el panorama electoral en espera de los resultados definitivos que se darían a conocer a primeras horas de la mañana, una vez que finalice el escrutinio en las 650 circunscripciones del Reino Unido.

Etiquetas: