Martes 25 DE Septiembre DE 2018
Mundo

Juez ordena captura de la esposa del expresidente salvadoreño Antonio Saca  

Modifican medida cautelar a Ana Ligia de Saca por no pagar fianza decretada dentro de un proceso penal en su contra por blanqueo de dinero y asociación ilícita, el que involucra a su marido.

Fecha de publicación: 17-05-17
Foto: elsalvador.com / Marlon Hernández
Más noticias que te pueden interesar

El Juez de Instrucción de San Salvador, Miguel Ángel García, confirmó hoy que decretó orden de captura contra la ex primera dama (2004-2009) Ana Ligia de Saca por no pagar una fianza de 250.000 dólares para otorgarle libertad condicional en el proceso que se le sigue por peculado y enriquecimiento ilícito.

De Saca es esposa del ex presidente Antonio Saca (2004-2009), quien está preso y procesado por peculado desde octubre pasado por el uso indebido de casi 300 millones de dólares de fondos públicos.

El Salvador: expresidente Antonio Saca trasladado a prisión común

Saca, junto a una red de sus más allegados funcionarios, entre ellos la ex primera dama, está acusado de desviar dinero del tesoro público a sus cuentas privadas a través de mecanismos que los investigadores consideran operaciones de lavado de dinero.

El martes venció el plazo en el que la ex primera dama debía pagar 250.000 dólares para poder enfrentar a la Justicia en libertad durante el proceso penal en su contra.

De Saca está hospitalizada en un centro médico privado, donde es atendida desde hace algunos días. El sitio está custodiado por la Policía Nacional Civil (PNC). Por orden del juez García, facultativos de medicina legal llegaron al hospital para constatar el estado de salud de la primera dama.

Su abogado defensor, Miguel Ángel Flores Durel, dijo a medios locales: “Ana Ligia está teniendo una asistencia médica sistemática, por la enfermedad que padece, que se va a conocer”.

Desde 2015 los ex presidentes salvadoreños Francisco Flores (1999-2004) -fallecido en enero de 2016-, Antonio Saca (2004-2009) y Mauricio Funes (2009-2014), han sido procesados por delitos de corrupción como peculado, lavado de dinero y enriquecimiento ilícito.

Saca se encuentra preso junto a 13 personas de su red ilícita. Funes, en cambio, reside en Nicaragua tras serle concedido asilo político.

Etiquetas: