Sábado 22 DE Septiembre DE 2018
Mundo

Corte confirma acuerdo con empresa Odebrecht para pagar US$2,600 millones a Suiza, Estados Unidos y Brasil

Los sobornos por US$788 millones para garantizar contratos de construcción se extendieron desde 2001 a países africanos y de América Latina, entre los que están Venezuela, Perú, Ecuador, México, Panamá, República Dominicana, Argentina, Colombia y Guatemala.

 

 

Fecha de publicación: 17-04-17
Por: AFP
Más noticias que te pueden interesar

Nueva Kork – Una corte federal local validó este lunes un acuerdo aceptado por la constructora brasileña Odebrecht para pagar US$2,600 millones a Estados Unidos, Suiza y Brasil por un intrincado sistema de sobornos extendido por varios países latinoamericanos.

La sentencia del juez Raymond Dearie, del Distrito Este de Nueva York, confirmó el acuerdo entre el Departamento de Justicia y Odebrecht anunciado en diciembre, según documentos judiciales.

De los US$2,600 millones, Estados Unidos recibirá el 10 por ciento y Suiza otro porcentaje igual, al tiempo que el 80 por ciento restante quedará para Brasil, unos US$2,391 millones.

Una filial de Odebrecht, Braskem, no mencionada en el documento de la corte, también había acordado pagar US$957 millones por lo que, a criterio de la justicia estadounidense, es el mayor caso en su jurisdicción por sobornos pagados por empresas extranjeras.

Según el Departamento de Justicia, las dos empresas, que cotizan en la bolsa de Nueva York, utilizaron el sistema financiero y bancario de EE. UU. para pagar “centenas de millones de dólares en sobornos”.

La investigación en Estados Unidos determinó que a partir de 2001 Odebrecht pagó alrededor de US$788 millones a funcionarios gubernamentales y partidos políticos en diversos países para garantizar contratos.

Los sobornos se extendieron a naciones de África y América Latina como Venezuela, Perú, Ecuador, México, Panamá, República Dominicana, Argentina, Colombia y Guatemala.

El caso echó luz a raíz de las investigaciones en el escándalo por corrupción en la estatal brasileña de hidrocarburos Petrobras, y que ha contaminado a prácticamente toda la clase política del país suramericano.

 

Etiquetas: