Viernes 6 Enero 2017
Mundo

Putin “ordenó” hackeo de elecciones porque prefería a Trump


El presidente ruso, Vladimir Putin, “ordenó” una campaña para influir en el resultado de las elecciones del 8 de noviembre en Estados Unidos porque prefería que ganara el entonces candidato republicano Donald Trump, según un informe de los servicios de inteligencia norteamericanos dado a conocer hoy.

El informe, elaborado, por la CIA, el FBI y la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), asegura que el objetivo era socavar la credibilidad del proceso democrático y difamar a la candidata demócrata Hillary Clinton para reducir sus posibilidades de éxito en los comicios.

Las tres agencias se mostraron “muy seguras” en su informe de que Putin buscó influenciar la elección. Tanto el presidente saliente Barack Obama como el mandatario electo Trump recibieron una copia del informe antes de que se hiciera público.

“Hemos determinado que el presidente ruso Vladimir Putin ordenó una campaña para influir en 2016 en las elecciones presidenciales de Estados Unidos”, señala el informe conjunto del FBI, la CIA y la NSA.

Según los servicios de inteligencia estadounidenses, “los objetivos de Rusia eran socavar la confianza pública en el proceso democrático de Estados Unidos, denigrar a la (ex) secretaria (de Estado) Clinton, dañar su elegibilidad y su potencial presidencia”.

En el informe también sostiene que Putin y el Gobierno ruso desarrollaron “una clara preferencia por el presidente electo Trump”.

El Gobierno de Barack Obama responsabiliza a Moscú por los hackeos de correos electrónicos del Comité Nacional Demócrata y de John Podesta, jefe de campaña de Clinton. Los mensajes fueron después filtrados a Wikileaks para su publicación.

Putin niega la injerencia rusa en las elecciones. Julian Assange, fundador de Wikileaks, asegura que no fueron los rusos quienes le pasaron la información.

El director de Inteligencia Nacional de Estados Unidos, James Clapper, reiteró el jueves ante el Comité de Servicios Armados del Senado que hubo injerencia rusa en las pasadas elecciones.

Según Clapper, la injerencia rusa no se limitó al hackeo de los correos eletrónicos del Partido Demócrata, sino que los rusos llevaron a cabo un campaña “multifacética” que incluía propaganda, desinformación y difusión de noticias falsas.

Trump, que llevaba semanas poniendo en duda que los rusos estuvieran detrás de los ciberataques contra el Partido Demócrata, finalmente reconoció la posibilidad de que fueran ellos.

Tras mantener una reunión “constructiva” en Nueva York con los máximos responsables de los servicios de inteligencia, Trump aseguró que el hackeo ruso no tuvo impacto en el resultado final de las elecciones presidenciales de Estados Unidos.

“Aunque Rusia, China, otros países, grupos externos y personas están constantemente intentando penetrar la infraestructura cibernética de nuestras instituciones gubernamentales, negocios y organizaciones, incluido el Comité Nacional Demócrata, no hubo ningún efecto en el resultado de la elección, incluido el hecho de que no hubo ningún tipo de manipulación en las máquinas de votación”, señaló Trump en un comunicado.

El presidente electo añadió que también hubo intentos por parte de los hackers de penetrar en el Comité Nacional Republicano, pero que no pudieron acceder ya que dicho comité tiene “defensas fuertes contra el hacking”.

Trump señaló la necesidad de que “se combatan de forma agresiva y se frenen estos ciberataques” dirigidos contra el gobierno, organizaciones, asociaciones o empresas estadounidenses. Y anunció que cuando llegue a la Casa Blanca, el 20 de enero, creará un equipo y le pedirá que le presente “antes de 90 días” un plan efectivo para combatir los ciberataques.

“Los métodos, herramientas y tácticas que utilizamos para mantener a Estados Unidos seguro no deberían ser objeto de una discusión pública que beneficiará a aquellos que quieren hacernos daño”, añadió Trump, quien aseguró que en cuanto asuma la presidencia, la seguridad y protección de Estados Unidos serán su “prioridad número uno”.

Antes del encuentro con los responsables de inteligencia, Trump consideró que la insistencia de las denuncias sobre el hackeo ruso era “una caza de brujas política” por parte de sus adversarios.

“China, recientemente, hackeó 20 millones de cuentas. ¿Por qué nadie habla de esto? Esto es un caza de brujas”, dijo Trump en una entrevista telefónica con el diario “The New York Times”.

Trump ganó las elecciones presidenciales el 8 de noviembre tras derrotar a Clinton al obtener más votos en el Colegio Electoral que su rival: 304 votos electorales frente a los 227 de la candidata demócrata. Pero Clinton obtuvo 2,9 millones de votos populares más que el presidente electo.

FUENTE: DPA