Lunes 24 DE Septiembre DE 2018
Mundo

El líder cubano que enfrentó a EE. UU.

América vio triunfar en elecciones democráticas a líderes inspirados en la figura de Fidel Castro.

Fecha de publicación: 27-11-16
Por: AFP/EL PAÍS/DPA
Más noticias que te pueden interesar

Con Fidel Castro se evapora el último aliento de la Guerra Fría. Se va el socio de la Unión Soviética que colocó con Moscú misiles nucleares apuntando a Estados Unidos, el líder que repelió la invasión de Bahía de Cochinos auspiciada por la CIA montado en un tanque con gafas de intelectual, el propagador de revoluciones que llevó a miles de cubanos a matar y morir bajo el sol de África, el titán geopolítico que aguantó el pulso a 11 inquilinos del Despacho Oval.

Con su oratoria, Fidel atormentó y se enfrentó a numerosos presidentes estadounidenses, empezando con el republicano Dwight Eisenhower (1953-61).

Castro condujo la resistencia a la invasión a Cuba por parte de exiliados entrenados por Estados Unidos, en 1961, y al año siguiente estuvo en el epicentro de uno de los momentos críticos del siglo XX, la llamada crisis de los misiles.

El líder cubano fue el objeto de diversos planes para su ejecución elaborados por órganos de la inteligencia estadounidense, como lo confirmó una comisión del Senado en 1975.

Su muerte sorprende ahora a Estados Unidos en plena transición política. Donald Trump será el primer presidente desde la Revolución cubana en sentarse en el Despacho Oval sin que esté Fidel en Cuba. Y la gran pregunta es qué hará Trump, ahora que los dos países vuelven a ser amigos en la esfera diplomática.

La izquierda en América

Fidel Castro buscó impulsar con el fusil la revolución fuera de Cuba, pero recién en los últimos años y a través de elecciones vio triunfar a exguerrilleros, dirigentes sociales o políticos progresistas en Brasil, Argentina, Bolivia, Chile, Ecuador, Uruguay, Venezuela, Nicaragua y El Salvador, aunque a su muerte ya varios de sus aliados habían dejado el poder.

Gaspard Estrada, director ejecutivo del Observatorio sobre América Latina del Instituto Sciences Politiques de París afirma que “Cuba fue un modelo, un faro para las izquierdas de América Latina”.

El exilio


>La muerte de Fidel tiene significados “emocionales y simbólicos importantes”, pero los cubanos en el exilio tendrán que moderar sus expectativas porque la ausencia del líder no impactará las relaciones Cuba-EE. UU., según expertos. –AFP /EL PAÍS

Etiquetas: