Viernes 22 DE Marzo DE 2019
Mundo

Nicaragüenses participan en jornada electoral pacífica

Al cierre de esta edición se esperaban los primeros resultados de los comicios.

 

Fecha de publicación: 07-11-16
Varias personas guardan fila para sufragar en un centro de votación en Managua. Por: afp
Más noticias que te pueden interesar

Los nicaragüenses acudieron ayer a las urnas en un ambiente de calma y baja participación, en unas elecciones polémicas por la ausencia de observadores internacionales y el abrumador dominio del presidente Daniel Ortega, quien aspira a ganar su tercer mandato consecutivo.

La mayoría de los centros de votación lucían medio vacíos hacia el mediodía, constataron periodistas. Grupos de la oposición llamaron a no votar para “deslegitimar” unas elecciones de las que fueron excluidos por un fallo de la justicia, una convocatoria desestimada por las autoridades.

“He recorrido en León muchos centros de votación y la (ausencia) de gente confirma que (la) abstención es altísima. Ya no hay forma de inventar votos en la farsa”, dijo el exdiputado opositor Carlos Langrand quien es uno los 28 opositores que perdieron su escaño por oponerse a una sentencia judicial que les despojó de la dirigencia del Partido Liberal Independiente (PLI) para colocar a un supuesto aliado de Ortega.

El presidente del Consejo Supremo Electoral (CSE), Roberto Rivas, de su lado aseguró que “hay mucha gente concurriendo a ejercer su voto” en diferentes puntos del país. Imágenes de televisión desde el Caribe y las comunidades por donde pasará el proyecto de canal interoceánico mostraban poca presencia de votantes en las mesas electorales.

Los comicios han estado dominados por Ortega, quien cumplirá 71 años el 11 de noviembre y disfruta de una amplia ventaja: según las últimas encuestas, cuenta con el 69.8 por ciento de los votos, bajo la bandera del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), muy por encima de los cinco candidatos de pequeños partidos derechistas.

El mandatario lleva a su esposa y mano derecha Rosario Murillo como candidata a la vicepresidencia.

La oposición, que califica las elecciones de una “farsa”, busca impedir que Ortega, quien controla todo el aparato estatal, instaure una nueva dinastía en el país similar a la Somoza, familia que rigió los destinos de Nicaragua entre 1934 y 1979.

El Consejo Nacional de Universidades (CNU), uno de los organismos locales que fue acreditado para observar la elección, destacó la tranquilidad y orden en que se desarrollaba el proceso.

Los nicaragüenses elegirán presidente y vicepresidente, 90 diputados de la Asamblea Nacional y otros 20 del Parlamento Centroamericano.

Sin Venezuela

> En la última década, Ortega acumuló un enorme poder político y económico gracias a la conducción de su partido, una alianza con el sector empresarial y el apoyo de Venezuela.El analista Cirilo Otero, profesor de sociología de la Universidad Centroamericana, consideró que el Gobierno se ha preparado para sobrevivir sin Venezuela buscando petróleo en otros mercados como EE.UU. –AFP

Divididos cambio de opinión

>La Iglesia católica de Nicaragua se mostró dividida ayer ante las elecciones. Mientras el cardenal Leopoldo Brenes, arzobispo de Managua, lució su dedo manchado de tinta después de votar, el obispo auxiliar capitalino, monseñor Silvio Báez, declaró que se abstendría “por responsabilidad” ciudadana. En agosto, la Conferencia Episcopal emitió un comunicado en el que no descartaron la validez de la abstención por parte de la población, en gran mayoría católica.-DPA

 


“Después de reflexionar, decidimos venir a votar y esperamos que todo se desarrolle de la mejor manera posible, por el bien de la población y del país”.

Leopoldo Brenes, presidente de la Conferencia Episcopal al salir de su centro de votación.

Etiquetas: