Domingo 19 DE Mayo DE 2019
Mundo

Hispanos indecisos se multiplican

Clinton lanzó ayer una ofensiva en los medios y desplegó a sus aliados en estados clave para las elecciones, en un intento por contrarrestar el repunte de Trump que sigue inquietando a los mercados.

Fecha de publicación: 04-11-16
La candidata demócrata hizo campaña ayer en Winterville, Carolina del Norte. Por: DPA

El número de hispanos indecisos se duplica en la recta final de la campaña y podría inclinar la balanza en algunos estados clave el 8 de noviembre hacia la demócrata Hillary Clinton o el republicano Donald Trump, según una encuesta difundida ayer de la cadena de televisión Univision y el diario The Washingon Post.

Si se celebraran ahora elecciones presidenciales en Estados Unidos, Clinton obtendría el 64 por ciento del voto hispano y Trump apenas el 18 por ciento.

Clinton mantiene, por tanto, una clara ventaja sobre Trump entre los hispanos, pero el número de latinos indecisos pasó del seis por ciento en julio al 11 por ciento, cuando quedan cinco días para las elecciones presidenciales en Estados Unidos.

Según los encuestadores, esa cantidad de votantes hispanos indecisos ya no puede revertir las tendencias entre Clinton y Trump. Pero podría ser significativa en “estados bisagra” (swing states, en inglés) que cuentan con muchos votos hispanos, como Florida y Nevada. Los “estados bisagra” son aquellos que a veces votan al Partido Demócrata y a veces al Partido Republicano dependiendo de las elecciones. Quien triunfe en ellos ganará la Casa Blanca.

Los temas que más motivan a los hispanos para salir a votar son los empleos y la economía (28 por ciento), seguido por inmigración (15 por ciento) y la educación y la atención médica (ocho por ciento).

Son muchísimo menos conocidos que Hillary Clinton y Donald Trump, pero igual de perseverantes.

Son muchísimo menos conocidos que Hillary Clinton y Donald Trump, pero igual de perseverantes.

A la sombra de Clinton y Trump

GARY JOHNSON

> Consumidor habitual de cannabis y poco conocedor de lo que ocurre en el mundo. A finales de agosto, el exgobernador de Nuevo México (1995-2003) tenía nueve por ciento de intención de voto, un dato sorprendente para un partido minoritario que los expertos justificaron por la histórica impopularidad de Clinton y Trump.

Pero el 8 de septiembre fue consultado en televisión sobre la crisis que vive la ciudad de Alepo como consecuencia del conflicto armado en Siria. “¿Qué es Alepo?”, respondió el político.

JILL STEIN

> Tras una campaña que no ha tenido repercusión, la candidata de los verdes no ha podido erigirse en la tercera vía. Tras la investidura de Hillary Clinton como candidata demócrata, los militantes del ala izquierda del partido, entre ellos seguidores del senador Bernie Sanders, todavía la apoyaban. Pero la falta de un proyecto claro en una campaña electoral que ha ignorado la situación del medioambiente y el cambio climático, la intención de voto a su favor cayó al dos por ciento.

EVAN MCMULLIN

> Exagente de la CIA, exbanquero y mormón, ha conseguido perturbar el duelo que libran Trump y Clinton en su Utah natal, más del 60 por ciento de la población es mormona.

 Este estado suele votar al Partido Republicano, excepto en estos comicios.

McMullin, que en el pasado también fue republicano, impulsado por el lema Todo menos Trump, tiene el apoyo de la organización Better for America, que defiende las candidaturas rivales a las de Trump y Clinton. Si gana en su estado natal se convertirá en el primer candidato independiente en ganar un estado desde el segregacionista George Wallace en 1968.

Melania Trump busca votantes

Melania Trump aprovechó su primera reunión pública sin su esposo, Donald Trump, ayer en Pensilvania, para tratar de atraer a las mujeres, muchas de las cuales han dado la espalda al candidato republicano. Melania Trump afirmó que su esposo respeta “a las mujeres y les (ofrece) las mismas oportunidades” que a los hombres.

La candidata a primera dama había hecho su última intervención pública en la convención republicana, a mediados de julio. Entonces fue criticada por haber plagiado el discurso de Michelle Obama de 2008.

Además, la exmodelo de origen esloveno se presentó como una inmigrante. “Vivir y trabajar en Estados Unidos fue una bendición real (…) Yo soy una inmigrante y nadie aprecia las oportunidades y las libertades de  EE. UU. más que yo”, agregó. –AFP