Domingo 18 DE Noviembre DE 2018
Mundo

Pence logra en debate el tono presidencial que falta a Trump

El candidato a la vicepresidencia republicana elude defender al magnate ante los ataques de Kaine.

 

Fecha de publicación: 06-10-16
Tim Kaine, izquierda, y Mike Pence en el set donde se realizó el debate en Longwood University, en Virginia. Por: EL PAÍS
Más noticias que te pueden interesar

Mike Pence probó el martes por la noche que su selección como candidato a la vicepresidencia, como contrapeso a las constantes polémicas que rodean a Donald Trump, ha sido una decisión acertada del aspirante republicano a la Casa Blanca.

En el único debate entre vicepresidentes, el gobernador por Indiana consiguió amortiguar la avalancha de ataques del demócrata Tim Kaine, pese a que ni siquiera intentó defender algunas de las acciones más controvertidas de su compañero de fórmula. Y frente a un nervioso Kaine, mantuvo el tono presidencial que tanto falta en la fórmula republicana hasta la fecha.

Los debates entre los candidatos a la Vicepresidencia no tienen una meta tan ambiciosa como los de los aspirantes a la Casa Blanca. Se considera que lo han hecho bien en el duelo si, durante los 90 minutos de debate ininterrumpido, consiguen no empeorar las intenciones de voto del candidato presidencial al que representan. Bajo esa óptica, Pence puede proclamar misión cumplida tras el primer y único enfrentamiento cara a cara con Kaine, celebrado en Farmville, Virginia. Hizo mejor papel que su jefe, lo que refuerza la candidatura.

Y eso que el republicano no esgrimió argumentos sólidos para responder a los ataques por las políticas, actitudes y errores de Trump que le lanzó Kaine. La lista era larga y contundente, empezando por la continua negativa del magnate de publicar su declaración de impuestos justo cuando se reveló información que apunta a que no los pagó durante casi dos décadas, o por sus ataques contra una ex Miss Universo hispana.

En muchas ocasiones, Pence ni siquiera intentó defender a Trump ante los señalamientos de su rival y las preguntas reiteradas de la moderadora. “Trump es un hombre de negocios, no un político de carrera”, respondió, reticente, después de que se le preguntara sobre la forma en que el candidato presidencial aprovecha leyes de impuestos para pagar lo menos posible.

Pero con un tono calmado, fruto de su experiencia como locutor de radio y televisión, el gobernador de Indiana logró sonar más presidencial y consiguió amortiguar los ataques de un Kaine muy preparado, pero demasiado agresivo –provocó constantes interrupciones– y nervioso, lo que visiblemente restó fuerza a sus señalamientos.

Los temas más controvertidos de la campaña electoral estuvieron sobre la mesa, incluidos la inmigración y los ataques de Trump a los mexicanos o su propuesta de someter a un “escrutinio intensivo” a musulmanes que quieran entrar en el país, aspectos por los que pasaron de puntillas Clinton y Trump en su debate de hace una semana.

Kaine y Pence se convirtieron en meros peones de sus candidatos, cuyas posiciones defendieron mediante la estrategia de atacar  y eludir cuestionamientos.

“Esa cosa mexicana”

> De todos los momentos destacados del debate, uno se volvió especialmente en contra de Mike Pence. Kaine había puesto ya sobre la mesa en varias ocasiones los insultos de Donald Trump a los mexicanos indocumentados, a los que calificó de “violadores” y “criminales” cuando hace más de año y medio lanzó su candidatura presidencial.

Y Pence, acabó saltando con una frase que se hizo viral en las redes sociales. “Ya está otra vez echando en cara esa cosa mexicana”, manifestó el aspirante a vicepresidente.

El hashtag #ThatMexicanThing (esa cosa mexicana) se convirtió inmediatamente en trending topic en Twitter. Miles de ciudadanos de origen mexicano dejaron patente bajo ese título su sentimiento de agravio, contaron historias familiares y destacaron valores de la comunidad mexicana en EE. UU. –DPA

Pasado antiinmigrante

Activistas migratorios y demócratas recordaron el pasado antiinmigrante de Mike Pence, quien como gobernador de Indiana es uno de los instigadores de la demanda judicial que llevó a la paralización de las medidas ejecutivas DAPA y DACA del presidente Barack Obama para regularizar temporalmente a un máximo de 5 millones de indocumentados. La reacción a las palabras de Pence no han pasado desapercibidas. “Falta de respeto: uno llama a mexicanos violadores y criminales y el otro refiere a esa cosa mexicana. Son tal para cual”, escribió el equipo de la ex Secretaria de Estado en su cuenta de Twitter. –EL PAÍS

 


35.6

Millones de espectadores alcanzó el debate vicepresidencial según una medición de la compañía Nielsen. Una cifra de 70 millones de televidentes observaron el debate entre Sarah Palin y Joe Biden en 2008.

Etiquetas: